¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos
Logo_web

Infección por clamidia: causas, síntomas y tratamiento

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) o infecciones de transmisión sexual (ITS) representan un problema sanitario global que va en aumento. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día más de 1 000 000 de personas contraen un cuadro de este tipo. La infección por clamidia (clamidiasis) afecta hasta a una de cada 20 mujeres activas en el ámbito sexual entre los 14 y los 24 años de edad.

Aunque esta ITS es muy común en la población joven, aproximadamente el 75% de las infecciones incidentes en mujeres y el 50 % en hombres son asintomáticas. Es de gran importancia detectar este cuadro en las personas que no muestran signos clínicos con presteza para evitar una mayor expansión del patógeno. Aquí recogemos los síntomas, las causas y el tratamiento de la infección por clamidia.

¿Qué es la clamidia?

Chlamydia trachomatis es una bacteria aeróbica, no móvil, intracelular obligada y Gram-negativa que infecta solo a los seres humanos. Se divide en más de 15 serotipos en función de ciertas características, lo cual guarda una relación directa con la forma clínica que produce cada cepa. Se trata de un microorganismo patógeno en todos los casos, pues no puede proliferar fuera de su hospedador natural. Su ciclo vital consta de 2 fases:

  1. La forma infecciosa y estable en el ambiente, conocida como cuerpo elemental, se adhiere a la célula huésped y se introduce en ella por fagocitosis.
  2. Una vez dentro de la célula del hospedador, el cuerpo elemental se reorganiza en otro más grande, conocido como cuerpo reticulado. Este se divide varias veces por fisión binaria, generando nuevos microorganismos patógenos infectivos. El ciclo de reproducción dura de 24 a 48 horas y los cuerpos recién formados se liberan para infectar nuevas células.

La infección por clamidia es la primera causa bacteriana de ITS en todo el mundo. Cada año se producen más de 130 millones de infecciones nuevas a nivel global, siendo la incidencia mayor en mujeres heterosexuales (sobre todo entre los 20 y los 24 años de edad). Cabe destacar que, en regiones como España, esta condición es de declaración obligatoria tras su diagnóstico.

La infección por clamidia parece ser más frecuente en mujeres que en hombres. 

Síntomas de la infección por clamidia

Debido a sus características, este microorganismo pasa a menudo desapercibido por el sistema inmunitario del hospedador. Por esta razón, hasta el 50 % de las infecciones en hombres y el 70-80 % en mujeres son asintomáticas. De manifestarse, los síntomas de la clamidia suelen aparecer entre las 2 y las 6 semanas después del contacto con una persona infectada.

Una mujer con dolor abdominal por la clamidia.

Los síntomas más comunes de la clamidia en mujeres son los siguientes:

  • Sensación de ardor al orinar (disuria), poco frecuente.
  • Necesidad de orinar muchas veces durante el día o la noche (polaquiuria), poco frecuente.
  • Dolor durante la práctica de relaciones sexuales.
  • Sangrado anormal entre periodos menstruales y después del sexo.
  • Flujo vaginal atípico, que puede tener un fuerte olor.

Los síntomas de la infección por clamidia más usuales en varones son los siguientes:

  • Secreción anormal del pene.
  • Sensación de ardor al orinar, frecuente.
  • Necesidad de orinar muchas veces durante el día, frecuente.
  • Dolor en uno o ambos testículos, poco frecuente.
  • Picazón y ardor alrededor de la abertura del pene.

C. trachomatis también es capaz de invadir el recto y los tejidos oculares. Por ello, algunos de los síntomas citados pueden irradiarse a otras partes del cuerpo más allá de la zona genital.

Complicaciones de la clamidia

Si no se tratan, hasta el 50% de los cuadros permanecen activos durante meses, lo que favorece el desarrollo de complicaciones. En mujeres, esta ITS puede estar asociada a la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una infección de las trompas de Falopio y el útero que provoca dolor pélvico y fiebre. También se relaciona con eventos como infección cerca de los testículos (epididimitis), embarazo ectópico, infertilidad y hasta artritis reactiva.

Un diagnóstico temprano es esencial para evitar las complicaciones derivadas de la infección por clamidia.

¿Cómo se contagia la clamidia?

La clamidia se transmite a través del sexo oral, vaginal y anal, pues este microorganismo se encuentra en el esperma, el líquido preeyaculatorio y los fluidos vaginales de las personas infectadas. Aunque no sea tan común, también es posible que la madre contagie al recién nacido durante el parto, lo cual podría derivar en neumonía o una infección ocular grave. Aunque ya se haya pasado la enfermedad, la reinfección es posible si no se toman las precauciones pertinentes.

Esta ETS es muy frecuente en las personas que son activas en el ámbito del contacto sexual antes de los 25 años de edad. No usar preservativo con regularidad, tener antecedentes de otras enfermedades de transmisión sexual y establecer relaciones no monógamas son factores que aumentan el riesgo de contraer C. trachomatis. El contacto casual con una persona positiva (compartir alimentos, dar un beso o un abrazo, tomar de la mano o toser) no es un medio de transmisión.

Diagnóstico

La detección del material genético de los microorganismos presentes en las muestras a través de técnicas de biología molecular de elevada sensibilidad analítica evita las variaciones de otras técnicas de análisis. También minimiza las limitaciones del cultivo y transporte, disminuyendo los falsos negativos de la detección serológica.

El Análisis completo de enfermedades de transmisión sexual (11 agentes patógenos) de VIVOLabs ofrece una máxima exactitud a la hora de detectar la clamidia y otros microorganismos patógenos.

Tratamiento de la clamidia

La infección por clamidia se trata con antibióticos. El tratamiento suele consistir en una dosis única de azitromicina o 2 dosis diarias de doxiciclina durante el intervalo medio de 7 días. Ambos abordajes clínicos han demostrado una eficacia superior al 95 %, si bien la pauta con doxiciclina puede ser algo más eficaz. En la mayoría de los casos, la infección se cura en una o 2 semanas. Hay que abstenerse de mantener relaciones sexuales durante este intervalo temporal.

Las parejas sexuales de la persona diagnosticada también deben someterse al tratamiento aunque no presenten síntomas.

Prevención

No existe un método 100 % efectivo para la prevención y control del contagio por clamidia, pues la única opción segura en todos los casos es abstenerse de practicar actividad sexual en cualquiera de sus formas (oral, vaginal y anal). Sin embargo, el uso de preservativos reduce en gran medida el riesgo de contraer y propagar este tipo de infección.

Las pruebas de laboratorio preventivas y diagnósticas ofrecidas por VIVOLabs facilitan la detección de C. trachomatis en personas tanto sintomáticas como asintomáticas. Por ello, son ideales ante la sospecha de infección o si se ha mantenido relaciones sexuales con alguien positivo.

 

Este patógeno se incluye en los siguientes análisis

La clamidia es uno de los múltiples microorganismos que se incluyen en nuestros análisis de ETS. Si tienes dudas, compra tu prueba ahora para confirmar o descartar la infección.

Otros artículos relacionados

pruebas de vih en Madrid
Salud sexual

Tipos de pruebas del VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no requiere presentación. Desde su descubrimiento en el año 1983, más de 84 millones de personas se han

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *