¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos
Logo_web

Tricomoniasis: síntomas, causas y tratamiento

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), designadas en la actualidad de forma genérica como infecciones de transmisión sexual (ITS), son un problema de salud pública cada vez más tangible. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente unas 374 millones de personas contraen alguna de estas ITS: clamidiasis, sífilis, tricomoniasis y blenorragia (gonorrea). Estas condiciones tienen un efecto directo negativo sobre la salud sexual y social de quien las experimenta.

La tricomoniasis es una ETS muy común causada por la infección transmitida por Trichomonas vaginalis. Aunque la sintomatología de esta condición es variable, la mayoría de personas que portan este parásito no presentan signos clínicos evidentes. Por ello, su detección temprana mediante técnicas diagnósticas avanzadas es esencial.

¿Qué es la tricomoniasis?

Trichomonas vaginalis es un protozoo anaerobio flagelado que habita en el tracto genitourinario. Sus dimensiones son variables, pero en general alcanza unos 10 micrómetros de longitud y 7 micrómetros de ancho. Tiene una forma de pera y porta un total de 5 flagelos, lo cual le otorga su capacidad motriz. Su rango de crecimiento ideal se localiza a 37 grados de temperatura y un pH de 6 a 6,3.

A diferencia de otros protozoos, este parásito solo presenta una forma móvil (trofozoito) y es incapaz de enquistarse. De todas maneras, puede aguantar hasta 24 horas en muestras de orina, semen y agua adoptando una conformación pseudocística (degenerada) redondeada e inmóvil si las condiciones no son las favorables.

La OMS estima que cada año se producen 156 millones de infecciones nuevas por T. vaginalis. En regiones de alto ingreso, como Estados Unidos, se calcula que este patógeno afecta al 0,5% de los varones y el 1,8% de las mujeres. Por ello, la tricomoniasis está catalogada como la infección de transmisión sexual (ITS) curable más prevalente a nivel mundial.

La tricomoniasis es la ITS curable más común en todo el mundo.

Síntomas de la tricomoniasis

La tricomoniasis es una enfermedad que no siempre se manifiesta, pues hasta el 80% de las personas que la padecen son asintomáticas. Aproximadamente el 77% de los varones pasan la infección sin ningún signo clínico, aunque las mujeres son algo más proclives a manifestar cambios fisiológicos en forma de vaginitis (inflamación derivada de la infección vaginal). De presentarse, los síntomas aparecen entre 5 y 28 días después del contacto sexual con una persona positiva.

La tricomoniasis provoca vaginitis en mujeres.

Los signos y síntomas más comunes en mujeres son los siguientes:

  • Secreción vaginal verdosa, gris, espumosa o con mal olor.
  • Enrojecimiento y picor en la zona genital.
  • Dolor al orinar (disuria) y al tener relaciones sexuales.
  • Sangrado vaginal fuera de los periodos normales.

De presentarse, los signos y síntomas más comunes en hombres son los siguientes:

  • Irritación e inflamación dentro del pene (uretritis).
  • Secreción de aspecto purulento por la uretra.
  • Escozor al orinar.
  • Dolor testicular.
  • Emisión de orina turbia.

Complicaciones

El daño que provoca la tricomoniasis sobre el epitelio vaginal de la mujer aumenta la susceptibilidad de padecer una infección por VIH. No solo eso, sino que el patógeno también podría facilitar que el virus de la inmunodeficiencia humana sea transmitido entre compañeros sexuales.

Por otro lado, este cuadro clínico en mujeres embarazadas se ha asociado a tener un parto prematuro, un bebé con peso bajo al nacer y la transmisión de la enfermedad al recién nacido cuando pasa por el canal del parto. Este último escenario podría asociarse a infecciones urinarias, vaginitis y problemas respiratorios en el neonato.

La tricomoniasis se asocia a complicaciones antes y después del parto en mujeres embarazadas. 

¿Cómo se transmite la tricomoniasis?

El método de transmisión más común de esta ITS es la práctica de sexo heterosexual vaginal. De todas formas, también se puede producir el contagio por el contacto entre dos vulvas, por compartir juguetes sexuales y por tocar los fluidos genitales propios (o los de la pareja) sin precaución. En las mujeres, las áreas del cuerpo infectadas con más frecuencia son la vulva, la vagina y la uretra, mientras que en los hombres el único lugar de infección es la parte interna del pene (uretra).

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual muy frecuente en personas sexualmente activas. Tener múltiples parejas al mismo tiempo, presentar antecedentes de otras ITS, haber padecido episodios previos de infección por T. vaginalis y practicar sexo sin preservativo son claros factores de riesgo.

Diagnóstico de la tricomoniasis

La única manera de detectar un cuadro de tricomoniasis es llevar a cabo el examen pertinente. Es necesario buscar ayuda profesional si se detecta irritación, un flujo extraño o cualquier otra señal de infección. También es conveniente realizarse la prueba si se ha tenido contacto sexual con una persona positiva, se presenten síntomas o no. Esto permite reducir el riesgo de infección en la población general.

La detección del material genético de los microorganismos presentes en las muestras a través de técnicas de biología molecular de elevada sensibilidad analítica evita las variaciones de otras técnicas de análisis. También minimiza las limitaciones del cultivo y transporte, disminuyendo los falsos negativos de la detección serológica.

El Análisis completo de enfermedades de transmisión sexual (11 agentes patógenos) de VIVOLabs ofrece una máxima exactitud a la hora de detectar la clamidia y otros microorganismos patógenos.

Tratamiento de la tricomoniasis

La tricomoniasis se trata con antibióticos en todos los casos. Se conciben 3 abordajes clínicos generales: una dosis única de 2 gramos de metronidazol, una dosis única de 2 gramos de tinidazol o un ciclo de 7 días de 500 miligramos de metronidazol 2 veces al día (esta última opción es viable sobre todo en personas VIH positivas). Todas las parejas sexuales que hayan tenido contacto con el positivo deben aplicarse el tratamiento general, incluso si no tienen síntomas.

Hay que evitar el consumo de alcohol durante las 24-72 horas posteriores al consumo de antibióticos. También es esencial no mantener relaciones sexuales hasta que la infección esté curada (7 días de media), ya que podrían ocurrir reinfecciones futuras. Por último, se recomienda hacer pruebas de confirmación de la ausencia de enfermedad unos 3 meses después del inicio del tratamiento.

Si no se trata, la tricomoniasis puede permanecer activa durante meses o años.

¿Cómo prevenir la tricomoniasis?

La mejor forma de prevención y control de la tricomoniasis es practicar sexo de forma segura. Esto incluye utilizar preservativo en todos los casos, mantener la transparencia con la(s) pareja(s) sexual(es) activa(s) y llevar a cabo pruebas diagnósticas siempre que se haya estado en contacto con una persona positiva en tiempos recientes. También se recomienda evitar el uso compartido de juguetes sexuales y otros elementos que estén en contacto de manera frecuente con fluidos genitales.

Las pruebas de laboratorio preventivas y diagnósticas ofrecidas por VIVOLabs facilitan la detección de la tricomoniasis en personas tanto sintomáticas como asintomáticas. Por ello, son ideales ante la sospecha de infección o si se ha mantenido relaciones sexuales con alguien infectado.

 

Este patógeno está incluido en los siguientes análisis

La tricomoniasis es una de las ETS más comunes en todo el mundo. Ante cualquier sospecha de contagio, no dudes en comprar una de nuestras pruebas de diagnóstico por PCR.

Otros artículos relacionados

pruebas de vih en Madrid
Salud sexual

Tipos de pruebas del VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no requiere presentación. Desde su descubrimiento en el año 1983, más de 84 millones de personas se han

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *