¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Bilirrubina

La bilirrubina es una sustancia que se forma cuando los glóbulos rojos se descomponen. Específicamente, se trata de un pigmento biliar de color amarillento que resulta de la degradación de la hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos encargada de llevar oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. La hemólisis se produce principalmente en el bazo, pero la bilirrubina resultante se conjuga en el hígado y se almacena en la vesícula biliar, formando parte de la bilis.

La bilis contiene principalmente colesterol, ácidos biliares, sales corporales, agua y bilirrubina. Este compuesto se elimina con las heces tras desembocar en el duodeno y les da su color característico. De todas maneras, si el hígado está dañado, la bilirrubina puede infiltrarse de nuevo a la sangre y acumularse en los tejidos, lo cual le otorga a la piel y mucosas un color amarillo característico (ictericia).

Análisis de bilirrubina

Los resultados de la prueba de bilirrubina en sangre pueden ser variables según el parámetro que se esté midiendo, tal y como se refleja en la siguiente lista:

  • Bilirrubina no conjugada (indirecta): está unida a albúmina, no ha sido conjugada por el hígado, y es insoluble en solventes acuosos. Los niveles medios son de 0,2 a 0,7 miligramos por decilitro de sangre (mg/dL), aunque otras fuentes establecen su límite normal entre 0,1-0,5 mg/dL.
  • Bilirrubina conjugada: se trata de la bilirrubina unida con el ácido glucurónico. Es hidrosoluble y se elimina por la orina. Los valores normales se encuentran entre 0 y 0,3 mg/dL.
  • Bilirrubina total: es la suma del parámetro directo y el indirecto. El valor medio aceptable se encuentra entre 0,3 y 1,0 mg/dL.

Los rangos que se consideran normales pueden variar ligeramente entre laboratorios. Además, la interpretación de los resultados también dependerá de las características particulares del paciente. Por ejemplo, es normal que los bebés tengan valores un poco altos tras el nacimiento, ya que su hígado no ha madurado lo suficiente como para eliminar la bilirrubina de forma adecuada. De todas maneras, los resultados anormales en adultos suelen ser indicativos de enfermedad hepática.

¿Para qué se usan las pruebas de la bilirrubina?

El análisis de bilirrubina en sangre se realiza mayoritariamente para controlar la salud hepática. Esta prueba es de gran utilidad en los siguientes escenarios:

  1. Medir los niveles de bilirrubina en recién nacidos con el fin de detectar ictericia neonatal y, en caso de estar presente, si debe tratarse.
  2. Detectar y controlar el avance de enfermedades hepáticas, especialmente la hepatitis en cualquiera de sus variantes y la cirrosis.
  3. Determinar si hay algún problema en el sistema biliar.
  4. Determinar si está funcionando un tratamiento para mejorar el funcionamiento del hígado.
  5. Diagnosticar enfermedades relacionadas con la síntesis y destrucción de glóbulos rojos (anemia hemolítica).

Esta prueba es de gran utilidad para personas con síntomas como ictericia, producción de orina demasiado oscura, náuseas, vómitos, hinchazón abdominal, fatiga y malestar general. También se recomienda en pacientes con antecedentes de alcoholismo y en aquellos casos en los que se sospecha de toxicidad por el consumo de fármacos.

Síntomas de la bilirrubina alta

La bilirrubina alta puede ser síntoma de una enfermedad en el hígado o su mal funcionamiento. Algunos de los síntomas asociados a este cuadro clínico son los siguientes:

  • Dolor abdominal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Coloración amarillenta en la piel y los ojos (ictericia).
  • Fiebre y cansancio.
  • Producción de orina de color oscuro.
  • Excreción de heces de tono arcilloso.

Es necesario realizarse la prueba de bilirrubina en sangre ante la aparición de cualquiera de los síntomas citados. 

¿Qué significa tener la bilirrubina total alta?

Los niveles excesivos de bilirrubina en sangre suelen indicar un mal funcionamiento en el entorno hepático. Sin embargo, en algunos casos excepcionales los resultados se deben al consumo de ciertos fármacos, a variaciones alimenticias o a la realización de ejercicio extenuante. En la siguiente lista, recopilamos algunas de las causas más comunes de este evento fisiológico:

  • Anemia: en el caso de la anemia hemolítica, los glóbulos rojos se destruyen a una velocidad más alta de lo que deberían. Esto se traduce en un exceso de bilirrubina, ya que es una de las sustancias de desecho tras la hemólisis.
  • Cirrosis: este cuadro se caracteriza por la cicatrización del tejido presente en el hígado y, por tanto, un mal funcionamiento del mismo. 
  • Síndrome de Gilbert: es una enfermedad hepática en la que el hígado no procesa la bilirrubina de forma correcta. Puede cursar con una leve ictericia ocasional, pero no es grave.
  • Hepatitis viral: las hepatitis virales pueden provocar daños en el hígado agudos o crónicos y de mayor o menor grado. 
  • Cálculos biliares: los cálculos biliares impiden que la bilis abandone el páncreas de manera adecuada. Si se presentan síntomas, casi siempre se requiere una intervención quirúrgica.

Este es solo uno de los múltiples análisis que permiten inferir el funcionamiento general del hígado, así que serán necesarias más pruebas para detectar la patología que provoca los síntomas (en caso de que exista).

¿Qué significa tener la bilirrubina total baja?

Tener la bilirrubina en sangre algo más baja de lo normal no suele ser motivo de preocupación. Este desajuste puede deberse a muchos motivos, entre los que se encuentran  el consumo de cafeína, penicilina y barbitúricos. De todas formas, ante cualquier duda, consulta con tu médico .

 

Compra tu prueba

Tener un hígado funcional es esencial para estar sano. En VIVOLABS, contamos con múltiples pruebas para la detección temprana de enfermedades hepáticas. Estos análisis incluyen el estudio de bilirrubina en sangre.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.