¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Enfermedades causadas por calor

El cambio climático es una realidad y las cifras son incontestables: la temperatura global ha aumentado hasta 1,2 °C desde el siglo XIX, la última década ha sido la más caliente en 125 000 años, el CO₂ atmosférico se encuentra en máximos históricos y mucho más. Esto no solo afecta a la biodiversidad y los ecosistemas, pues las enfermedades causadas por calor también están al alza en los momentos más extremos del año.

Según fuentes profesionales, solo en Estados Unidos se producen más de 1300 muertes anuales derivadas del calor extremo. Aunque llegar a una situación límite es prevenible en casi todos los casos, cada vez es más difícil evitar que las temperaturas nos afecten. Aquí te mostramos las principales enfermedades causadas por calor.

¿Cuáles son las patologías causadas por calor?

Los seres humanos somos homeotermos, es decir, podemos mantener la temperatura corporal dentro de unos límites de forma independiente a las condiciones ambientales. Aunque la temperatura basal es de 36,5 °C a 37,5 °C, contamos con ciertos mecanismos que nos permiten una oscilación de 35 °C a 41 °C. A partir de estos límites, el organismo no es capaz de autorregularse y se entra en un escenario potencialmente letal.

En condiciones de normalidad, el cuerpo disipa calor mediante la sudoración, la vasodilatación de los vasos sanguíneos más superficiales y mucho más. Por desgracia, en los ambientes especialmente húmedos (85% de humedad relativa o más) y calurosos (40 °C o más), los mecanismos termorreguladores empiezan a fallar. En estos escenarios, se corre riesgo de padecer enfermedades causadas por calor. Te mostramos las más comunes.

El deporte aumenta la esperanza de vida.

Golpe de calor

El golpe de calor, tal y como su nombre lo indica, es un trastorno ocasionado por el exceso de calor corporal. En general, este desajuste fisiológico grave se produce tras exponerse de forma prolongada a entornos extremadamente calurosos o al realizar esfuerzos en las horas más peligrosas del día. Se estima que la incidencia anual del golpe de calor es de 1,34 pacientes por cada 100 000 habitantes, de forma aproximada.

Los síntomas más comunes del golpe de calor se resumen en las siguientes líneas:

  • Sudoración excesiva.
  • Sed muy intensa.
  • Piel seca.
  • Agotamiento y debilidad.
  • Sensación de calor extremo.
  • Desorientación y delirios.
  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos y náuseas.
  • Vértigo,
  • Mareos, desmayos e incluso coma.

Se requiere atención inmediata ante cualquiera de estos síntomas. El abordaje de urgencia es sumergirse en una bañera de agua fría, pero si esto no es posible se pueden usar técnicas de enfriamiento por evaporación o envolverse en mantas de enfriamiento mientras se espera al equipo de urgencias. Los profesionales médicos pueden recomendar ciertos medicamentos y tomar medidas para hidratar al paciente lo antes posible.

Agotamiento por calor

Aunque tenga un nombre similar al anterior, el agotamiento por calor se encuentra un “peldaño más abajo” que el golpe de calor. Este cuadro también es producto de las temperaturas ambientales altas o el sobreesfuerzo en un ambiente cálido y, aunque se considere un problema serio, no es tan grave como el golpe de calor en sí.

Los síntomas son difusos, pero se pueden resumir en las siguientes líneas:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareo leve.
  • Sudoración copiosa.
  • Pulso irregular.
  • Visión borrosa.
  • Dolores musculares.
  • Náuseas y vómitos.
  • Calambres (poco frecuentes).

Este cuadro clínico no produce ni confusión ni falta de coordinación, algo que sí ocurre durante un golpe de calor. De todas formas, hay que protegerse del Sol e hidratarse de forma inmediata si se percibe cualquiera de los síntomas citados. El reposo en un ambiente seco y la reposición de líquidos y sales suele ser suficiente para evitar que la situación se torne grave.

Calambres por calor

Los calambres por calor son contracciones musculares involuntarias y dolorosas que suelen ocurrir cuando se practica ejercicio en entornos bochornosos. Los tejidos musculares más afectados por este evento fisiológico son aquellos situados en las pantorrillas, los brazos, la región abdominal y la espalda.

Aunque no se conocen del todo las causas de los calambres por calor, se cree que están relacionados con problemas en el balance electrolítico. El sudor contiene grandes cantidades de sodio, el cual es necesario para la adecuada respuesta de los músculos ante distintos estímulos. La falta de este y otros elementos en el organismo puede favorecer que aparezcan los calambres.

Si se percibe cualquier signo de calambre por calor, lo mejor es dejar de hacer ejercicio y descansar en un lugar fresco. También se puede optar por consumir bebidas para deportistas, pues además de hidratar son ricas en electrolitos.

Erupciones cutáneas por calor

Las erupciones cutáneas vinculadas a las altas temperaturas suelen ocurrir por un exceso de sudoración. Si los conductos que liberan el sudor al ambiente se taponan, el líquido se queda atrapado en ellos, formado pequeños bultos en la piel e irritación. Este tipo de erupción es mucho más común en bebés, pues tienen más problemas para termorregular con eficacia.

El tratamiento principal para las erupciones leves consiste en tomar medidas caseras, como evitar el uso de ropa apretada, no hacer ejercicio en las horas más calientes del día, aplicar hielo sobre la zona afectada y tomar baños de forma periódica. De todas formas, y si un médico lo prescribe, puede ser necesaria la aplicación de fármacos como loción de calamina, antihistamínicos o hidrocortisona tópica.

Las erupciones cutáneas pueden ser muchas.

Aunque muchas patologías se complican con la subida de las temperaturas, son pocas las enfermedades causadas directamente por el calor. De todas formas, no hay que tomárselas a la ligera: el golpe de calor es potencialmente mortal y hay que evitarlo a toda costa. Mantener el bienestar en los momentos más calurosos es una cuestión de responsabilidad.

Compra tu prueba

El verano es una época muy demandante a nivel fisiológico, sobre todo para las personas ancianas o con una patología previa. En VIVOLABS, contamos con múltiples perfiles sanguíneos que te ayudarán a conocer tu estado general de salud. No necesitas ni prescripción médica ni cita previa para realizártelos.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.