¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Fosfatasa alcalina

La fosfatasa alcalina es una enzima hidrolasa que se encuentra principalmente en los huesos, el hígado, la placenta, los intestinos y el riñón. Sus funciones son diversas: precipitación del fosfato cálcico en los huesos, absorción de fosfatos por el intestino y síntesis de diversas proteínas, entre otras. Tanto el aumento como la disminución de su concentración en sangre tienen significado clínico.

La prueba de fosfatasa alcalina forma parte de las analíticas sanguíneas rutinarias. Además, cabe destacar que los niveles de esta enzima en la sangre dependen de la edad, el sexo, el tipo sanguíneo y el embarazo, entre otros muchos factores. Los resultados atípicos fuera de los grupos etarios excepcionales pueden deberse a enfermedades hepáticas, enfermedad ósea de Paget, déficit de vitamina C y otras muchas condiciones.

¿Para qué sirve la prueba de fosfatasa alcalina?

Como hemos dicho en líneas previas, la prueba de la fosfatasa alcalina mide la concentración de este compuesto en sangre. Este análisis se lleva a cabo con los siguientes fines:

  1. Comprobar si hay una enfermedad o daño en el hígado. Algunos de los síntomas asociados a la patología hepática son la fatiga, la acumulación de líquidos en el abdomen (ascitis), la coloración amarilla de la piel y las mucosas (ictericia), la distensión en el abdomen, la falta de apetito, los vómitos y las náuseas.
  2. Detectar problemas en los huesos. El dolor óseo, el dolor articular, la forma anormal de los huesos y las fracturas son algunos de los síntomas más frecuentes de una anormalidad en el sistema óseo.

Los valores normales de fosfatasa alcalina en adultos son de 44 a 147 unidades internacionales por litro (UI/L). Por otro lado, el rango normal en niños debe ser menor de 350 U/L.

¿Qué significan los valores anormales de fosfatasa alcalina?

Los niveles anormales de fosfatasa alcalina pueden indicar enfermedad tanto en exceso como en déficit. Algunas de las patologías que se asocian a este parámetro en sus rangos atípicos son las siguientes:

  • Enfermedad ósea de Paget (fosfatasa alcalina alta): es un trastorno óseo crónico que implica destrucción y regeneración ósea anormal, lo cual se traduce en deformidades de los huesos.
  • Hepatitis (niveles altos): la hepatitis es una inflamación del hígado. Esta puede ser de origen viral, alcohólico, tóxico o autoinmunitario.
  • Osteomalacia (niveles altos): esta patología se caracteriza por un marcado ablandamiento de los huesos. La deficiencia de vitamina D es una de sus causas más comunes, aunque los trastornos renales y hepáticos pueden estar implicados.
  • Cretinismo (niveles bajos): es una forma de deficiencia congénita de la glándula tiroides, lo que provoca una divergencia tanto física como mental.
  • Enfermedad de Wilson (niveles bajos): es un trastorno hereditario poco frecuente que hace que el organismo no pueda deshacerse del exceso de cobre que acumula.

 

Compra tu prueba

Tener un hígado funcional es esencial para estar sano. En VIVOLABS, contamos con múltiples pruebas para la detección temprana de enfermedades hepáticas. Estos análisis incluyen el estudio de fosfatasa alcalina en sangre.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.