¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Iones

Un ion es una molécula o átomo que tiene una carga eléctrica positiva o negativa. Los que presentan una carga positiva se denominan cationes, mientras que los de carga negativa son aniones. En el cuerpo humano existen muchas sustancias en forma de iones, como el calcio, el potasio, el sodio y el bicarbonato. Estos ayudan a que los nutrientes circulen hacia las células, a eliminar los desechos celulares y a que los músculos, los nervios, el corazón y el cerebro funcionen correctamente.

Los análisis de electrolitos en suero, también conocidos como ionogramas, miden los niveles de los principales iones (electrolitos) del cuerpo. Los valores anormales de estas pruebas suelen indicar enfermedades renales, presión arterial alta, irregularidades cardíacas y otras muchas condiciones.

Prueba de sodio en sangre

Como su propio nombre lo indica, este análisis mide la cantidad de sodio en la sangre. Este electrolito es esencial para controlar la presión arterial, el volumen sanguíneo y el funcionamiento nervioso y muscular. La prueba es de gran utilidad en los siguientes frentes:

  • Detectar hipernatremia: este cuadro hace referencia a una concentración de sodio en sangre mayor de 145 mEq/L, es decir, un exceso de este electrolito. Se presenta con síntomas como vómitos, confusión, excitabilidad neuromuscular, hiperreflexia, diarrea y sed excesiva.
  • Detectar hiponatremia: la hiponatremia se produce cuando el sodio en el cuerpo se encuentra por debajo de 135 mEq/L, así que representa un déficit de este electrolito. Algunos de sus síntomas son náuseas, vómitos, dolor de cabeza, desorientación, pérdida de energía, convulsiones y agitación, entre otros.

El rango normal de niveles de sodio en la sangre es de 135 a 145 miliequivalentes por litro (mEq/L). Un desajuste por encima o por debajo puede ser indicativo de cirrosis hepática, insuficiencia cardíaca, patologías hepáticas y más.

Prueba de potasio en sangre

El potasio es un electrolito que se requiere para la el funcionamiento de los nervios, la contracción muscular, el flujo de nutrientes y la expulsión de desechos. Esta prueba permite:

  • Registrar hiperpotasemia: es una concentración de potasio por encima de los valores normales, específicamente mayor de 5,5 mEq/L. Este cuadro puede cursar con ritmos cardíacos irregulares, cansancio, debilidad, parálisis de extremidades y más.
  • Registrar hipopotasemia: es una condición en la que aparecen niveles de potasio séricos inferiores a los valores normales, es decir, menores de 3,5 mEq/L. Algunos de sus síntomas son los calambres y las fasciculaciones musculares, la debilidad, el cansancio, las náuseas y el estreñimiento.

El rango normal de potasio en sangre es de 3,7 a 5,2 miniequivalentes por litro (mEq/L). La enfermedad de Addison, las transfusiones sanguíneas, la acidosis metabólica, el síndrome de Cushing, la estenosis de la arteria renal y otras muchas patologías pueden causar desequilibrios en este parámetro.

Prueba de cloruro en sangre

El cloruro es un electrolito que trabaja junto al potasio, el sodio y el bicarbonato para regular la cantidad de líquido en el organismo. También es de utilidad para mantener el nivel adecuado de volumen de sangre, la presión arterial y el pH de los líquidos del cuerpo. La prueba de cloruro en sangre es útil en los siguientes escenarios:

  • Detectar hipercloremia: es una cantidad excesiva de cloruro en sangre y se considera grave cuando su concentración es mayor de 125 mEq/L. Puede cursar con síntomas como estreñimiento severo, náuseas muy notables, somnolencia o diarrea que no mejora con tratamientos convencionales.
  • Detectar hipocloremia: se define por una cantidad deficiente de cloruro en sangre, con un valor inferior a 95 mEq/L. Puede cursar con astenia, debilidad generalizada, parestesias dolorosas, dificultad respiratoria y dolor torácico.

Un rango típico normal de cloruro en sangre oscila entre 96 y 106 miliequivalentes por litro (mEq/L). Las enfermedades renales, la insuficiencia cardíaca, las patologías pulmonares y otras enfermedades pueden causar hipercloremia o hipocloremia.

 

Compra tu prueba

Los iones son necesarios para la vida en pequeñas cantidades. ¿Quieres saber si tu cuerpo cuenta con la cantidad necesaria de ellos? Puedes comprar cualquiera de nuestras pruebas incluidas en el siguiente listado. Todas ellas miden los iones en sangre y otros muchos parámetros.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.