¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Osteoporosis

El tiempo pasa para todos los entes vivientes, incluyendo nuestras células y cuerpo en general. A medida que envejecemos, los seres humanos adquirimos conocimiento y vivencias, pero también perdemos facultades y nuestros sistemas comienzan a fallar. La osteoporosis es un claro ejemplo del envejecimiento biológico, pues afecta a casi el 20% de las mujeres con 50 años o más (llegando a más del 70% en octogenarias).

El sistema esquelético es la base estructural del cuerpo. Cuando este falla, se corre el riesgo de experimentar caídas y lesiones mucho más graves de lo esperado. A continuación, recogemos los síntomas, las causas y los posibles tratamientos de la osteoporosis, una de las patologías óseas más comunes.

¿Qué es la osteoporosis?

La Fundación Española de Reumatología define la osteoporosis como una condición esquelética en la que se produce una disminución progresiva de la densidad de masa ósea. Esto hace que los huesos se tornen quebradizos, hasta tal punto que una caída o una tensión leve cause fractura. Puede deberse a una masa ósea máxima inferior a la normal o a una pérdida ósea superior a lo esperado a nivel fisiológico. Además, diversas patologías son capaces de acelerar la pérdida de densidad ósea.

El mecanismo fisiológico que explica esta enfermedad radica en un desbalance entre la resorción y la formación ósea durante su remodelación, lo cual deriva en una pérdida cuantificable en la masa de los huesos. Para entender la osteoporosis hay que tener en cuenta que los huesos experimentan un cambio constante, ya que hasta el 10% de estos tejidos están remodelándose en cualquier momento dado.

En los niños y adultos jóvenes, la formación ósea supera con creces a la resorción. Por ello, los huesos se fortalecen de forma constante hasta aproximadamente los 30 años. Después de este punto, la resorción comienza a ser más prevalente que la construcción. Si el organismo no puede mantener un equilibrio, la osteoporosis acaba desarrollándose. Esta patología es muy común en mujeres y puede llegar a afectar hasta el 80% de aquellas con 80 años o más.

La osteoporosis es una enfermedad muy común durante la vejez. 

Las mujeres adultas son más proclives a desarrollar osteoporosis.

Causas

La probabilidad de desarrollar osteoporosis depende en gran medida de cuánta masa ósea se ha obtenido durante la niñez y la juventud. Este factor tiene un componente tanto hereditario como étnico y ambiental. Para entender las causas generales de la osteoporosis, es necesario escindirla en 3 grupos: osteoporosis primaria, secundaria e idiopática.

1. Osteoporosis primaria

Es la variante más usual de la enfermedad, pues es responsable del 95 % de los cuadros de osteoporosis en mujeres y hasta el 80 % en los varones. Se produce por mecanismos fisiológicos “naturales” de forma espontánea, es decir, no está inducida por fármacos u otras patologías.

La osteoporosis primaria se debe al proceso normal del envejecimiento y al desbalance de las hormonas reproductivas. Una de sus principales causas es la falta de estrógenos, la cual se hace especialmente acusada en la menopausia y después de ella. Los estrógenos son necesarios para mantener el balance de remodelación ósea, pues disminuyen la actividad y número de osteoclastos (células encargadas de la resorción ósea). Por esta razón, la enfermedad es mucho más común en mujeres que en hombres.

De todas maneras, también cabe destacar que la reducción de hormonas sexuales en hombres contribuye al desarrollo de la osteoporosis. La baja ingesta de calcio y de vitamina D también la propician a largo plazo.

2. Osteoporosis secundaria

La osteoporosis secundaria es aquella que encuentra su causa en otras enfermedades y el consumo de ciertos fármacos. Algunos de sus desencadenantes más comunes son los siguientes:

  • Enfermedad de Cushing: es una patología provocada por la exposición prolongada a un exceso de cortisol. La osteoporosis es muy usual en los pacientes con esta patología de tipo hormonal.
  • Hiperparatiroidismo: en esta patología, las glándulas paratiroideas secretan más hormona de la que deberían. Toda persona con hiperparatiroidismo pierde calcio de sus huesos, lo que favorece la osteoporosis.
  • Hipertiroidismo: en esta enfermedad, la tiroides produce más hormonas tiroideas de lo fisiológicamente esperado. Esta patología puede acelerar el metabolismo corporal y la tasa de resorción ósea.
  • Mieloma múltiple: es un tipo de cáncer que comienza en las células del plasma, un tipo de glóbulo blanco. Afecta a los huesos y causa lesiones en el tejido óseo.
  • Consumo de medicamentos: los glucocorticoides, la heparina, la warfarina, la ciclosporina, la medroxiprogesterona, los citostáticos y otros muchos medicamentos pueden causar pérdida de masa ósea.
  • Otros factores de riesgo: el bajo consumo de calcio, las cirugías gastrointestinales, los trastornos alimenticios, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y el sedentarismo fomentan la aparición de osteoporosis. El estilo de vida juega un papel muy relevante en su desarrollo.

3. Osteoporosis idiopática

Es la variante menos común de todas las citadas. Tal y como indica su denominación, es una enfermedad idiopática (que no tiene una causa concreta). Aparece en mujeres premenopáusicas y personas jóvenes en general.

La osteoporosis primaria es la variante más común de la enfermedad.

Síntomas de la osteoporosis

Las etapas iniciales de pérdida de masa ósea cursan de forma asintomática, pues su transcurso es muy gradual. De todas formas, si con el paso del tiempo la debilidad de los huesos es muy evidente, se pueden experimentar los siguientes signos:

  • Postura encorvada.
  • Pérdida de estatura gradual (hasta 15 centímetros).
  • Dolor de espalda por fracturas vertebrales.
  • Rotura ósea no esperada.

El evento más significativo de la osteoporosis es la fractura/rotura de un hueso en situaciones que no lo ameritan (por ejemplo, un golpe o caída leve). Estas lesiones cursan con dolor, imposibilidad de mover el área afectada y mucho más. Además, suelen curarse mucho más lentamente que en condiciones normales y pueden conducir a deformidades estructurales.

Diagnóstico

El diagnóstico de la osteoporosis pasa por los siguientes tipos de análisis:

  1. Pruebas de determinación de la densidad mineral ósea: en este escenario, una máquina utiliza rayos X de baja intensidad para determinar la proporción de minerales en los huesos.
  2. Nivel de vitamina D: la deficiencia de vitamina D en sangre puede ser un indicio de osteoporosis.
  3. Pruebas accesorias para determinar una osteoporosis secundaria: dependiendo de la causa subyacente, pueden ser necesarios análisis de sangre, biopsias de tejidos y mucho más.

En general, la radioabsorciometría de doble energía (DEXA) es el procedimiento de elección para diagnosticar una osteoporosis primaria. Los exámenes de sangre y de orina ganan importancia si se sospecha de una causa subyacente más allá del paso del tiempo y el desequilibrio hormonal.

Tratamiento de la osteoporosis

Antes de planear el tratamiento de esta condición, es necesario estimar el riesgo de fractura de un hueso en los próximos 10 años usando diversa información. Los bifosfonatos (alendronato, risedronate, ibandronato, ácido zoledrónico y más) son la primera opción para tratar la enfermedad. Su función principal es mantener los huesos fuertes mediante la disminución de la velocidad de resorción ósea. Por otro lado, el fármaco denusomab se administra cada 6 meses de forma inyectable y produce buenos resultados.

Más allá de estos fármacos, el consumo de suplementos de calcio y vitamina D y el ejercicio de sobrecarga son frentes de gran utilidad para retrasar los efectos de la osteoporosis y paliar sus síntomas. Si el paciente tiene cualquier duda acerca de su situación patológica, lo mejor es preguntar al profesional médico y buscar un tratamiento personalizado.

Una mujer viajando.

La osteoporosis es una enfermedad multifactorial que afecta a muchas personas, sobre todo mujeres de edad avanzada. Es inevitable en la mayoría de los casos, pero se puede prevenir su aparición con el consumo de una dieta variada y rica en micronutrientes, ejercicio y hábitos saludables (no fumar, no beber y más).

Compra tu prueba

La osteoporosis es una enfermedad multifactorial que puede tener un componente genético. En VIVOLABS, contamos con un estudio genético que te permitirá conocer tu riesgo de desarrollar osteoporosis a lo largo de la vida. También ponemos a tu disposición estudios que averiguan tu nivel de calcio en sangre, un parámetro esencial a la hora de evitar el desgaste óseo. No te quedes con dudas.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.