¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Prueba de niveles de testosterona

Las hormonas son los mensajeros químicos de nuestro cuerpo. Se producen en el sistema endocrino y ayudan a regular múltiples procesos fisiológicos necesarios para la supervivencia, como el control de la ingesta alimentaria, la presión arterial, el deseo sexual, el crecimiento, el desarrollo de los tejidos, el uso de energía y mucho más. Se han registrado más de 50 hormonas con acción en el ser humano y cada una cumple una función indispensable.

Una de las hormonas más conocidas e importantes en lo que a la reproducción se refiere es la testosterona. Más allá de sus funciones normales, los niveles en sangre alterados de esta molécula orgánica pueden indicar diversas patologías adquiridas, trastornos congénitos, tratamientos farmacológicos y mucho más. En las siguientes líneas, exponemos los usos de la prueba de niveles de testosterona.

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es una hormona sexual del grupo de los andrógenos. Se segrega principalmente en los testículos masculinos, aunque los ovarios femeninos y la corteza suprarrenal también la producen en menor medida. Es la principal hormona sexual en hombres y participa en una gran cantidad de procesos fisiológicos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Desarrollo de los caracteres sexuales primarios, lo que incluye el descenso de los testículos, la formación de espermatozoides y el crecimiento del aparato genital, entre otras cosas.
  • Desarrollo de los caracteres sexuales secundarios: patrones de crecimiento de vello, cambios y profundización de la voz, crecimiento durante la pubertad, desarrollo de la musculatura y más.
  • Estimulación de la eritropoyesis (formación de los glóbulos rojos sanguíneos).
  • Mantenimiento de la líbido.
  • Crecimiento y fortalecimiento de los huesos.

Aunque la testosterona sea una hormona asociada de forma típica al género masculino, también cumple una serie de funciones en las mujeres:

  • Correcto funcionamiento de los ovarios.
  • Crecimiento y mantenimiento de la masa ósea.
  • Regulación de la líbido.

Los niveles de testosterona tienden a disminuir con el tiempo, tanto en hombres como en mujeres. De todas formas, la reducción es mucho más drástica en el género femenino debido al proceso de menopausia. Cuando los ovarios dejan de producir estrógeno y progesterona, tienen lugar una serie de síntomas asociados al proceso menopáusico y postmenopáusico. Esto es completamente natural.

¿Qué es la prueba de niveles de testosterona?

Tal y como indica su nombre, este análisis mide los niveles de testosterona circulantes en la sangre periférica del paciente. De todas formas, hay que destacar que dependiendo del parámetro exacto analizado la prueba puede tener una utilidad clínica u otra, tal y como se refleja en el siguiente listado:

  1. Prueba de testosterona total: mide la cantidad de testosterona en sangre que no está unida a proteinas (libre) y la testosterona que sí está unida a proteinas. El 98% de la testosterona circulante está unida a proteinas, así que el porcentaje libre es la minoría.
  2. Prueba de testosterona libre: mide solo la forma libre de la testosterona. Es un análisis menos común que el anterior, pero también puede tener utilidad clínica en algunos escenarios.
  3. Análisis de testosterona biodisponible: en este caso, se mide la testosterona libre y la que está adherida a la albúmina, la cual constituye alrededor del 50% de las proteínas plasmáticas humanas. De nuevo, es una prueba mucho menos común que la de testosterona total.

Las enfermedades relacionadas con la testosterona implican la sobreproducción, la subproducción, la insensibilidad del receptor implicado o una alteración del metabolismo. Como se ha citado en líneas previas, los resultados anormales de estos análisis pueden ser indicio de una gran cantidad de patologías.

¿Cuáles son los resultados normales?

Los niveles de testosterona en sangre dependen mucho del género, la edad, las condiciones de salud previas y otros muchos factores. Por esta razón, toda analítica debe ser interpretada por un profesional médico que tenga un historial completo del paciente. De todas formas, a modo informativo, se citan los niveles considerados dentro de la normalidad:

  • Hombres (testosterona total): de 300 a 1000 nanogramos por decilitro (ng/dL) o 10 a 35 nanomoles por litro (nmol/L).
  • Mujeres (testosterona total): de 15 a 70 ng/dL o 0,5 a 2,4 nmol/L.

Además, los niveles de testosterona oscilan con a la edad. Por ejemplo, un niño entre 7 y 10 años tendrá típicamente unos valores de 1,80-5,68 ng/dL, mientras que un adolescente varón presentará un rango de 208-496 ng/dL. De los 19 años en adelante, es más esperable encontrar valores entre 265-923 ng/dL.

A partir de los 30 años, la testosterona decrece en hombres a la velocidad media de un 1% anual. Por ello, algunos problemas como la disfunción eréctil aumentan su prevalencia con la edad. De todas formas, en mujeres los niveles siempre se mantienen bajos en comparación con el género masculino.

¿Cómo prepararse para esta prueba?

Dependiendo del centro y el profesional médico, se puede requerir un ayuno durante un intervalo de tiempo variable antes de que se realice la extracción de sangre. Es posible que ciertos medicamentos interfieran con la obtención de resultados fiables, por lo que lo ideal es comentarle al médico cualquier fármaco que se tome de manera usual, y él valorará su suspensión/mantenimiento.

Por otro lado, no se aconseja llevar a cabo esta prueba durante las últimas horas de la tarde, pues los niveles obtenidos podrían no reflejar la realidad. Lo ideal es hacerse la prueba entre las 7 y las 10 de la mañana, ya que en estos momentos la concentración de testosterona es más alta.

¿Qué significa tener la testosterona baja?

Como hemos dicho en líneas previas, el significado de este análisis difiere de forma considerable según el paciente.

TESTOSTERONA BAJA EN HOMBRES:

  • Lesión o infección en los testículos: esto incluye contusiones, roturas y más.
  • Trastornos de la glándula pituitaria: la pituitaria es una glándula pequeña ubicada cerca del cerebro. Su función es secretar diferentes hormonas y regular la actividad endocrina corporal. Esta estructura controla los niveles de testosterona en el cuerpo, así que su mal funcionamiento puede reportar resultados alterados en esta prueba.
  • Consumo excesivo de alcohol: el consumo de alcohol es proporcional a la reducción de testosterona en sangre.
  • Tumores benignos (que no son cancerosos) en ciertas partes del cuerpo.
  • Consumo de ciertos medicamentos: como corticosteroides y opiáceos para aliviar el dolor de una condición crónica.
  • Enfermedades genéticas: como el síndrome de Klinefelter, una condición que hace que el varón nazca con un cromosoma sexual adicional.
  • Quimioterapia/radioterapia para tratar un cáncer.

TESTOSTERONA BAJA EN MUJERES:

  • Insuficiencia de la glándula adrenal: esta disfunción se presenta cuando las glándulas suprarrenales no producen la cantidad suficiente de ciertas hormonas. A su vez, puede estar causada por diversos trastornos.
  • Lesión, extracción de los ovarios por un procedimiento quirúrgico y otros trastornos de naturaleza ovárica.
  • Trastornos de la glándula pituitaria.
  • Uso de ciertas terapias hormonales con estrógeno.

TESTOSTERONA ALTA EN HOMBRES:

  • Tumor testicular: algunos tipos de tumores testiculares, malignos o benignos, pueden cursar con un nivel elevado de testosterona sérica.
  • Trastornos de la glándula suprarrenal: como la hiperplasia suprarrenal congénita, un trastorno autosómico recesivo con una frecuencia de presentación relativamente baja.
  • Uso regular de esteroides con efectos anabólicos-androgénicos.

TESTOSTERONA ALTA EN MUJERES:

  • Cáncer de ovario: el riesgo para el desarrollo de cáncer de ovario en la mujer es de 1 entre 78. Del 30 al 50% de los tumores ováricos cancerígenos cursan con una liberación anormal de testosterona.
  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP): esta condición es común entre las mujeres en edad reproductiva (afecta a 1 de cada 10) que cursa con unos niveles de andrógenos más elevados de lo normal.
  • Trastornos de la glándula suprarrenal y/o pituitaria.

Como se puede comprobar, son muchas las posibles causas de un aumento significativo de los niveles de testosterona en sangre. Ante cualquier resultado alterado en este análisis, se requiere una visita al profesional médico para su posterior interpretación y búsqueda de tratamiento.

Otros artículos relacionados

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *