¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos
Logo_web

¿Qué es la sarna humana?

La sarna humana es una enfermedad cutánea de fácil contagio causada por un ácaro muy pequeño. Este cuadro clínico cursa con un picor intenso, pero es de tratamiento sencillo. Detectar la infección en sus primeras etapas sintomáticas es esencial para evitar la transmisión a personas cercanas al paciente, como familia, amigos o parejas sexuales.

Esta enfermedad está presente en personas de todo el mundo, sin importar su etnia y condición socioeconómica. Los centros de cuidados de ancianos, las cárceles, las guarderías y otros lugares con alta densidad de personas son los focos de infección más comunes. Sigue leyendo si quieres saberlo todo sobre la sarna humana, incluyendo las causas, los síntomas y el tratamiento más eficaz.

¿Qué es la sarna humana?

La sarna humana, también conocida como escabiosis o sarnilla, es una infección de la piel provocada por el parásito externo Sarcoptes scabiei. Este patógeno pertenece al grupo de los artrópodos, específicamente a la clase de los arácnidos y el orden de los Sarcoptiformes. Los ejemplares adultos son de forma esférica aplanada, carecen de ojos y tienen 4 pares de patas. Miden entre 0,3-0,45 milímetros de máxima, por lo que son muy difíciles de ver a simple vista.

El ciclo vital de S. scabiei pasa por 4 formas: huevo, larva, ninfa y adulto. Las fases de infestación se dividen de la siguiente forma, tal y como indican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC):

  • Las hembras grávidas se entierran en la piel del hospedador creando túneles. Depositan unos 2-3 huevos al día, dando lugar a unos 30 huevos antes de morir dentro de su túnel.
  • Los huevos tienen un tamaño de 0,10-0,15 milímetros y eclosionan en 3-4 días.
  • Tras la eclosión, las larvas (con tan solo 3 pares de patas) migran a la superficie de la piel y crean túneles muy pequeños, donde realizarán su muda para seguir creciendo. Esta fase dura 3-4 días.
  • Tras la muda, los ejemplares pasan al estadio de ninfa, ya con 4 pares de patas. Estas ninfas deben mudar de nuevo para alcanzar su fase adulta.
  • La reproducción entre machos y hembras adultos solamente tiene lugar una vez y las hembras permanecen fecundadas durante el resto del ciclo. Cuando están preparadas, estas abandonan sus pequeños túneles y recorren la piel hasta encontrar el punto adecuado. Una vez lo han elegido, comienzan a cavar los túneles más prominentes ya citados y a poner sus huevos.

Según estudios, la sarna humana afecta a unos 300 millones de personas cada año. Es una condición con una prevalencia nada desdeñable, sobre todo en las regiones de bajo ingreso con estructuras sanitarias deficientes. Los sitios más afectados por esta infección son África, América del Sur, Australia y el sudeste de Asia. Cabe destacar que es más común en niños y jóvenes que en adultos y ancianos.

La sarna humana cursa con diversos síntomas.

¿Cuáles son las causas de la sarna en humanos?

El contacto físico cercano con una persona infectada es la forma más frecuente del contagio de la sarna en humanos. Con menor frecuencia, compartir ropa, cama y otros utensilios también puede ser una vía de transmisión. En contra de lo que se suele pensar, los animales domésticos no transmiten la sarna a las personas.

Cada tipo de ácaro dentro de este grupo está especializado en su hospedador. Los humanos nos vemos afectados por S. scabiei var. hominis, mientras que el causante de la infección en perros es S. scabiei var. canis. Es posible tener una reacción cutánea localizada tras entrar en contacto con los ácaros de otros animales, pero la infección no se instaurará en ningún caso.

Las mascotas y otros animales no propagan la sarna humana.

Síntomas de la sarna en humanos

Los síntomas más comunes de la sarna ocurren por la reacción del sistema inmunitario humano hacia las proteínas y heces de los ácaros, no por la excavación o mordeduras de los ácaros en sí. Entre los signos y síntomas de la escabiosis, se incluyen los siguientes:

  • Picazón muy intensa, sobre todo por la noche.
  • Erupción cutánea. Esta suele aparecer entre dedos de manos y pies, axilas, bajo las muñecas, las mamas y los glúteos.
  • Líneas delgadas sobre la piel, las cuales corresponden a los túneles excavados por las hembras.
  • Úlceras cutáneas por la acción de los parásitos y el rascado excesivo.

Cabe destacar que los bebés y los niños pequeños pueden mostrar signos de infección más evidentes en otras partes del cuerpo, como la cabeza, la cara y el cuello. Una variante sintomática mucho más grave, la sarna costrosa, puede ocurrir en personas con el sistema inmunitario debilitado, enfermedades neurológicas, discapacidad avanzada y otros impedimentos.

Diagnóstico de la sarna

El diagnóstico de la sarna suele realizarse de forma superficial, pues las lesiones y las líneas de excavación son rasgos característicos de la enfermedad. De todas maneras, siempre es mejor confirmar el diagnóstico mediante la observación de los ácaros o sus huevos. Esto se consigue raspando una zona afectada de la piel y observándola bajo el microscopio, aunque no siempre es posible recoger al parásito si los niveles de infestación son muy bajos.

Tratamiento de la sarna humana

Hay muchos tratamientos disponibles para acabar con la sarna. Entre todas las opciones, destacan las siguientes:

  • Permetrina en crema: la permetrina es un compuesto químico sintético que se utiliza mundialmente como insecticida y acaricida. Es un medicamento apto para personas adultas, embarazadas y niños mayores de 2 meses. Se suele aplicar un tratamiento de una dosis a la semana durante 2 semanas. De todas maneras, en algunos casos se han registrado ciertas resistencias.
  • Ivermectina oral: la ivermectina es un antiparasitario ampliamente empleado y útil para tratar la escabiosis. Se recomienda en los casos en los que no hay respuesta a la permetrina y en personas con el sistema inmunitario alterado.
  • Crotamitón: este es un agente escabicida y antipruriginoso en forma de crema o loción. Se aplica una vez al día durante 2 días.

Además de tratar a la persona infectada, se recomienda el abordaje preventivo de los contactos cercanos con ella. La medicación debe tomarse forma simultánea para evitar el contagio entre miembros del mismo núcleo familiar y/o afectivo.

El síntoma más común de la sarna es un picor muy intenso.

La sarna humana es una enfermedad más prevalente de lo que parece, sobre todo en regiones de bajo ingreso con altas densidades poblacionales. Detectarla a tiempo es esencial para evitar su expansión y proteger al entorno. Si te ves reflejado/a en cualquiera de los síntomas citados, acude con presteza a un centro médico.

 

Compra tu prueba

Otros artículos relacionados

pruebas de vih en Madrid
Salud sexual

Tipos de pruebas del VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no requiere presentación. Desde su descubrimiento en el año 1983, más de 84 millones de personas se han

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *