¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

¿Qué son las enfermedades vectoriales?

En verano, los insectos y otros pequeños invertebrados invaden las ciudades y los campos. Estos animales se revolucionan en los meses veraniegos por el aumento de las temperaturas, las horas de sol y otros factores fisiológicos. Además, los humanos aprovechamos esta época del año para salir más al campo y a la playa, lo que aumenta nuestra interacción con garrapatas, mosquitos, chinches y muchos artrópodos más.

Más allá de molestas mordeduras y picotazos, es posible que esta interacción derive en problemas de salud graves. Aquí te lo contamos todo sobre un tema tan importante como desconocido: las enfermedades vectoriales y cómo nos afectan. ¡No te lo pierdas!

¿Qué son las enfermedades vectoriales?

Las enfermedades vectoriales o enfermedades transmitidas por vectores son aquellas infecciones que se propagan entre humanos a través de ciertos organismos, como insectos, caracoles y arácnidos. Aunque este conjunto patológico no sea muy conocido en las regiones de alto ingreso con climas fríos o templados, se asocia a una alta morbilidad y mortalidad general en todo el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades de tipo vectorial representan más del 17 % de todas las patologías infecciosas y cada año son responsables de más de 700.000 muertes. Muchas de las enfermedades vectoriales son inusuales o emergentes en la Unión Europea, pero endémicas en zonas desfavorecidas con infraestructuras socioeconómicas deficientes.

Las enfermedades vectoriales pueden deberse a picaduras y mordeduras.

Los vectores de la enfermedad

Los vectores son organismos vivos que transmiten una infección a otro ser vivo. Se dividen en 2 tipos principales:

  1. Vector biológico: por ejemplo, los mosquitos y las garrapatas. Estos invertebrados transportan a los patógenos (generalmente virus, bacterias o protozoos) dentro de sus cuerpos y se los inyectan al ser humano a través de su picadura o mordedura.
  2. Vector mecánico: por ejemplo, las moscas comunes. Estos vectores recogen del suelo, las heces u otras fuentes a los patógenos y los llevan en sus cuerpos.

La diferencia principal entre ambos términos es sencilla: en los vectores biológicos, el microorganismo causal de la enfermedad se reproduce y/o transforma para poder infectar a su hospedador definitivo en el futuro (en este caso, el humano). Por otro lado, los vectores mecánicos solo llevan al patógeno de un sitio a otro y pueden o no favorecer ciertas infecciones. En las siguientes líneas, haremos referencia únicamente a los biológicos.

Las enfermedades vectoriales más conocidas

Existen muchas enfermedades que pueden transmitirse a través de vectores biológicos. A continuación, te contamos la información general de algunas de ellas.

Malaria

La malaria es una infección provocada por un parásito del género Plasmodium, el cual se transmite a las personas por la picadura de mosquitos infectados. Esta enfermedad es poco común en regiones templadas, pero su prevalencia aumenta de forma considerable en zonas tropicales y subtropicales. Según la OMS, cada año se producen 219 millones de casos nuevos y más de 400 000 defunciones, la mayoría niños pequeños.

El agente causal de la malaria se multiplica en los glóbulos rojos, los cuales terminan rompiéndose y diseminando la enfermedad. El síntoma principal es la anemia, aunque también se puede acompañar de heces sanguinolentas, escalofríos, fiebre, ictericia, dolor muscular y hasta coma. Esta infección representa una urgencia médica y debe tratarse con antipalúdicos cuanto antes.

Dengue

El dengue es una enfermedad infecciosa causada por el virus del dengue. De nuevo, se transmite a través de la picadura de los mosquitos, principalmente la especie Aedes aegypti. Cada año, esta enfermedad provoca 96 millones de casos sintomáticos y 40 000 muertes. Los brotes de dengue ocurren en muchos países del mundo: las Américas, África, Medio Oriente, Asia y las Islas del Pacífico, entre otros.

Muchas personas son asintomáticas, pero otros cuadros cursan con dolor de cabeza, malestar articular, vómitos, dolor detrás de los ojos y erupciones cutáneas. Por suerte, la mayoría de los casos se recuperan en cuestión de una semana. Cabe destacar que esta infección no tiene un tratamiento específico y un pequeño porcentaje de los afectados pueden evolucionar a una variante de dengue grave y mortal.

Enfermedad de Chagas (tripanosomiasis americana)

La enfermedad de Chagas, también conocida como tripanosomiasis americana, es una patología vectorial causada por Tripanosoma cruzi. Es una condición con prevalencia más alta en América Latina, donde se calculan entre 7 y 8 millones de casos. A diferencia de los cuadros clínicos anteriores, los vectores en este caso son insectos triatominos (ciertas chinches).

Esta patología se presenta de forma aguda (semanas-meses) o crónica (10-20 años hasta que aparecen los síntomas). La variante crónica puede cursar con efectos secundarios graves, como latidos cardiacos irregulares, insuficiencia cardiaca, paro cardiaco repentino, dolor estomacal y dificultad para tragar. Los medicamentos recetados para acabar con el patógeno son benznidazol y nifurtimox.

Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana causada por microorganismos del género Borrelia. El vector de esta infección son las garrapatas del género Ixodes. Esta es la enfermedad vectorial asociada a garrapatas más notificada en América del Norte y Europa y se vuelve más prevalente sobre todo en verano y primavera, cuando las personas empiezan a salir al campo a caminar y practicar deporte.

Los síntomas principales son un sarpullido rojo conocido como eritema migratorio, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, malestar articular e inflamación de los ganglios linfáticos. La enfermedad de Lyme se trata con antibióticos y hay que empezar cuanto antes para evitar complicaciones graves derivadas.

Los mosquitos pueden causar muchas enfermedades vectoriales.

Estas son solo algunas de las enfermedades vectoriales más conocidas, pero existen muchas más. El mejor modo de evitar todas y cada una de ellas es utilizar los repelentes de invertebrados cuando sea necesario y tratar de proteger las zonas del cuerpo más susceptibles de picadura (piernas, brazos y cuello).

Si hay cualquier sospecha de infección, lo mejor es acudir al médico cuanto antes. El tratamiento temprano mejora el pronóstico en todos los casos.

Compra tu prueba

El verano supone un desafío fisiológico para muchas personas, no solo por las picaduras de mosquitos y garrapatas. Si quieres conocer tu estado general de salud, no dudes en comprar cualquiera de nuestros perfiles bioquímicos completos.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.