¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Síndrome del intestino permeable: causas, síntomas y tratamiento

El término permeabilidad intestinal describe el control del material que pasa desde el interior del tracto gastrointestinal a través de las células que recubren la pared intestinal, hacia el resto del cuerpo por el torrente sanguíneo. El intestino humano es semipermeable, es decir, permite la entrada selectiva de nutrientes y sustancias al organismo, pero filtra agentes potencialmente patógenos (como antígenos, tóxicos y más) para que estos se puedan desechar con las heces sin llegar al resto de órganos y sistemas.

La entrada de nutrientes y otras sustancias al torrente sanguíneo desde el intestino está mediada principalmente por las células epiteliales del intestino delgado, conocidas como enterocitos. Algunas moléculas se transportan por difusión pasiva, mientras que otras requieren un mecanismo activo u otros procesos (como endocitosis y transcitosis). Una vez los nutrientes han sido absorbidos por los enterocitos, son transportados al torrente sanguíneo o al sistema linfático a través de capilares sanguíneos o vasos linfáticos.

Diversos productos finales de la digestión son lo suficientemente pequeños para atravesar las células epiteliales del intestino. Como ejemplos de ello, tenemos aminoácidos, monosacáridos (glucosa, galactosa, fructosa), ácidos grasos, electrolitos, minerales y vitaminas. De todas formas, en algunos casos este proceso de transporte puede fallar, y permitirse la entrada de sustancias que no deberían llegar al resto del cuerpo. En las siguientes líneas, te lo contamos todo sobre el síndrome del intestino permeable.

¿Qué es el síndrome del intestino permeable?

La alteración de la permeabilidad intestinal está presente en diversos trastornos y condiciones. Entre todos ellos, destacamos los siguientes:

  • Enfermedades inflamatorias intestinales (EII): aunque se desconoce la etiología de estas enfermedades en su totalidad, sí se sabe que un alto nivel de inflamación intestinal se asocia con una alteración de las uniones estrechas intestinales. Tal y como indican investigaciones, los pacientes con estos trastornos suelen presentar una permeabilidad intestinal más alta en comparación con la población sana.
  • Síndrome del intestino irritable (SII): en algunos pacientes con SII, se ha observado un aumento de la permeabilidad intestinal, aunque la relación exacta no está completamente aclarada.
  • Obesidad: la obesidad y el síndrome metabólico se han asociado con la inflamación de bajo grado y alteraciones en la permeabilidad intestinal.
  • Otros trastornos: enfermedad hepática, cáncer intestinal, diabetes, enfermedad celiaca y más.

Si bien la permeabilidad intestinal aumentada es un claro síntoma de enfermedad gastrointestinal, ciertos profesionales proponen el síndrome del intestino permeable como una condición clínica propia. Es decir, podría tratarse de un trastorno que se desarrolla de forma independiente, y que no está asociado a otra patología intestinal previa. Cabe destacar que esta teoría continúa en investigación y el síndrome del intestino permeable no se ha reconocido como enfermedad a día de hoy, pero sí tiene un gran interés a nivel divulgativo.

La teoría del síndrome del intestino permeable podría explicar una gran variedad de signos y síntomas en pacientes en los que se han descartado otras muchas patologías intestinales. De todas formas, se requiere más conocimiento: no hay duda de que la permeabilidad intestinal alterada existe, pero todavía no se sabe si es una enfermedad en sí misma, o consecuencia de otro trastorno subyacente.

Síntomas asociados a este síndrome

Tal y como indican fuentes profesionales, no hay síntomas directamente asociados con la permeabilidad intestinal alterada. De todas formas, este desbalance suele acompañarse de daños a la pared del intestino por diversos motivos, lo que sí se manifiesta con una sintomatología variada. Destacamos:

  • Diarrea crónica.
  • Estreñimiento.
  • Hinchazón.
  • Indigestión.
  • Gases (meteorismo).
  • Fatiga por la incorrecta absorción de nutrientes.
  • Dolores de cabeza.
  • Confusión.
  • Dificultad para concentrarse.

Puede que la condición subyacente de la permeabilidad intestinal alterada provoque síntomas más severos, como presencia de sangre en las heces, vómitos constantes, incapacidad total de ingerir alimentos y mucho más. Huelga decir que, en estos casos, se requiere atención médica inmediata.

salud proactiva
movil

Factores de riesgo y causas

Independientemente de si se trata de una entidad clínica propia o una consecuencia de otra enfermedad, el síndrome del intestino permeable se ha asociado a múltiples trastornos y situaciones. Citamos en el siguiente listado la información recogida mediante la consulta de fuentes científicas:

  1. Enfermedades inflamatorias del intestino (Enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa).
  2. Síndrome del intestino irritable (SII).
  3. Enfermedad celíaca y sensibilidad al gluten no celíaca.
  4. Infecciones intestinales (bacterianas, virales, parasitarias, protozoarias y más).
  5. Uso prolongado de AINEs ( medicamentos antiinflamatorios no esteroideos).
  6. Estrés crónico y prolongado en el tiempo.
  7. Síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.
  8. Alergias y sensibilidades alimentarias.
  9. Trastornos autoinmunitarios (lupus, artritis reumatoide y más).
  10. Enfermedad hepática (especialmente cirrosis).
  11. Obesidad y síndrome metabólico.
  12. Cáncer de intestino.
  13. Diabetes tipo 1 y tipo 2.
  14. Envejecimiento.

Diagnóstico del síndrome de intestino permeable

Tal y como se ha dicho en líneas previas, todavía se debate si el síndrome del intestino permeable es una entidad clínica propia o no, por lo que no existen pruebas específicas y estandarizadas para su detección. De todas formas, se pueden tomar diversas aproximaciones para conocer si la permeabilidad está alterada.

En VIVOLABS, contamos con un análisis de heces que permite detectar la permeabilidad intestinal alterada a partir de la medición de los siguientes parámetros:

  • Zonulina: esta es una proteína que modula la permeabilidad de las uniones estrechas entre las células de la pared del tubo digestivo. Los niveles elevados de zonulina en sangre o en heces suelen ser indicativos de una permeabilidad intestinal aumentada fuera de límites normales.
  • Anti-tripsina: una proteína que ayuda a proteger los tejidos del intestino de la degradación por enzimas proteolíticas como la tripsina y otras proteasas. Esto es crucial para mantener la integridad de la barrera intestinal. En situaciones de permeabilidad intestinal alterada, se pueden observar niveles elevados de esta proteína en heces.

Más allá de pruebas en heces, se pueden realizar otros estudios y analíticas para completar la información. Por ejemplo, un análisis de sangre podría detectar la presencia de infiltración bacteriana intestinal y toxinas en el torrente sanguíneo, lo que es una señal de permeabilidad alterada. También se pueden hacer pruebas en orina tras la ingesta de ciertos azúcares y elementos para ver cuáles son absorbidos y cuáles no.

Una vez se ha confirmado la permeabilidad intestinal alterada, pueden ser necesarios estudios de diagnóstico por imagen, biopsias de tejido intestinal y más para encontrar el mecanismo subyacente al trastorno. Ante cualquier duda, se recomienda consultar con el médico.

Tratamiento

En todos los casos, el tratamiento del síndrome de intestino permeable pasa por encontrar cualquier causa potencial subyacente y abordarla lo antes posible. De todas formas, y más allá del entorno médico, se pueden tomar ciertas medidas para mejorar la salud gastrointestinal. Destacamos las siguientes:

  • Consumo de probióticos y prebióticos para balancear la microbiota intestinal y fortalecer la salud de la barrera del intestino mediante la acción de bacterias buenas. Obviamente, siempre bajo atención de un profesional sanitario.
  • Reducción del consumo de grasas saturadas, azúcares y productos ultraprocesados.
  • Mantener una dieta balanceada de forma prolongada en el tiempo.
  • Intervención FODMAP: un abordaje dietético que reduce la ingesta de ciertos carbohidratos fermentables conocidos como FODMAPs (Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides, and Polyols). Estos incluyen alimentos como ciertos vegetales, frutas, lácteos, granos y edulcorantes que pueden ser difíciles de digerir para algunas personas.
Estudio de microbiota oral, en VIVOLABS.

El síndrome del intestino permeable es una condición que requiere mucha investigación, pero que también reporta un gran interés a la hora de explicar signos y síntomas antes enigmáticos para los profesionales en salud. Ante cualquier duda o síntoma, no dudes en acudir a tu médico de confianza.

Compra tu prueba

En VIVOLABS, contamos con un estudio específico para conocer los niveles de permeabilidad intestinal en el usuario. Toma de muestra completamente indolora desde casa por heces, rapidez en la obtención de resultados y completo aval científico.

Otros artículos relacionados

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *