¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Cáncer colorrectal y tabaco: ¿están relacionados?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata hasta a la mitad de los que lo consumen. Cada año, más de 8 millones de personas fallecen a causa del tabaquismo y fumar es, de lejos, el factor de riesgo más común para el cáncer de pulmón. Aunque los tumores malignos en los pulmones son unos de los efectos derivados más claros de la adicción al tabaco, existen muchos más: hipertensión arterial, enfermedad coronaria y accidentes cerebrovasculares son solo algunos de ellos.

Más allá del cáncer de pulmón, los daños en los órganos derivados del consumo de tabaco también se asocian a otros muchos cuadros dentro de este grupo, como el cáncer colorrectal, el cáncer de esófago, el cáncer de laringe, el cáncer de vejiga, el cáncer de páncreas y más. Sigue leyendo si quieres conocer las asociaciones exactas entre el cáncer colorrectal y el tabaco.

¿Qué es el cáncer colorrectal?

Antes de entrar de lleno en la relación entre ambos conceptos, vemos de interés definir de forma somera las características generales del cáncer colorrectal. El cáncer ocurre cuando prácticamente cualquier célula del organismo muta, lo que trastoca sus patrones de crecimiento y senescencia normales. Los grupos celulares mutados pueden crecer sin control y diseminarse a otras partes del cuerpo, dando lugar al cáncer y una posible posterior metástasis.

Tal y como indica su nombre, en el cáncer colorrectal se produce una multiplicación anormal de células pertenecientes al colon o el recto. Esta enfermedad se presenta sobre todo en la edad adulta (promedio entre 68 y 72 años), aunque puede ocurrir a cualquier edad. Según fuentes epidemiológicas, el 10,7% de los cánceres más diagnosticados en el mundo se encuentran en la región colorrectal.

En general, los cánceres son multifactoriales y no tienen una causa concreta. De todas formas, se pueden listar algunos factores de riesgo para su aparición:

  • Sobrepeso y obesidad: la inflamación tisular a largo plazo, el aumento sostenido de los niveles de insulina en sangre y otros muchos más factores asociados a la obesidad pueden fomentar la aparición de cáncer.
  • Inactividad física: el deporte asiduo reduce la probabilidad de padecer muchos tipos de cáncer, entre los que se encuentran este. La vida sedentaria aumenta el riesgo de tener esta enfermedad hasta en un 24%.
  • Alimentación: se ha demostrado que el consumo diario de carnes procesadas aumenta la probabilidad de padecer cáncer colorrectal hasta en un 18%. El alto consumo de carne roja también parece favorecerlo.

Otro de los claros factores de riesgo para desarrollar cáncer colorrectal es el consumo de tabaco. Te contamos por qué en las siguientes líneas.

La obesidad aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

¿Cómo se asocian el cáncer colorrectal y el tabaco?

El tabaco presenta toxinas y sustancias carcinógenas que no afectan solo a la región oral y pulmonar, pues acaban ingresando en el torrente sanguíneo y alcanzando tejidos lejanos. Dicho de forma rápida y sencilla, la adicción al tabaco puede asociarse al cáncer por las siguientes vías:

  1. Un cigarro libera en el organismo hasta 5000 compuestos químicos. Se ha descubierto que mínimo unos 70 de ellos pueden causar cáncer.
  2. Los compuestos químicos presentes en los cigarros dañan de forma inicial a los pulmones, pero se expanden por el cuerpo a través del sistema circulatorio.
  3. Estos compuestos tóxicos son capaces de dañar el ADN de las células. Además, hacen que los mecanismos de reparación celular sean menos eficaces.
  4. Todo esto aumenta la probabilidad de mutaciones y, por ende, de padecer un cáncer.
  5. El tabaco también debilita al sistema inmunitario. Por tanto, las rutas de destrucción de células cancerígenas o potencialmente cancerígenas fallan.

Este proceso patológico general demuestra la asociación entre el tabaquismo y al menos 15 tipos de cáncer, entre los que se encuentra el colorrectal. Tal y como indican estudios, las probabilidades de desarrollar un cáncer de colon aumenta hasta en un 50% en aquellas personas que consumen una cajetilla de tabaco al día. El riesgo adquirido es similar al que se reporta al tener un familiar de primer grado diagnosticado con la enfermedad.

Curiosamente, fuentes ya citadas también indican que el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer se mantiene a pesar de haber dejado de fumar (incluso 10 años atrás). Además, parece ser que es más importante la cantidad de tabaco consumido que el intervalo de tiempo en el que se hace. Todos estos datos están sujetos a interpretación científica y debate, pero no deja de ser interesante exponerlos.

La salud gastrointestinal y el tabaco

El aumento del riesgo de un cáncer colorrectal no es la única relación entre el aparato digestivo y el tabaco. Por ejemplo, aquellas personas fumadoras con enfermedad de Crohn son más proclives a tener síntomas más frecuentes y severos, a necesitar una cirugía y hasta a volver a recaer tras la intervención quirúrgica.

Por otro lado, se ha demostrado que las personas que fuman 20 o más cigarrillos al día aumentan de forma exponencial la probabilidad de desarrollar síndrome del intestino irritable (SII) con síntomas diarreicos. También se asocia a un mayor riesgo de padecer urgencia defecatoria, flatulencias y malestar abdominal.

Dolor abdominal.

El tabaco es responsable del 4,1% de las enfermedades y causa el 2,1% de todas las muertes al año a nivel mundial. La relación entre el cáncer colorrectal y el tabaco es clara, pero esto también se cumple para muchísimas otras patologías. En resumen: si quieres mantener la salud, no fumes.

Compra tu prueba

En VIVOLABS, contamos con pruebas genéticas que te permitirán conocer tu predisposición de padecer cáncer colorrectal, de próstata y otros. Aunque fumar es un factor de riesgo decisivo para desarrollar este tipo de cáncer, el sustrato genético puede ayudar.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.