¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Gamma glutamil transferasa

Las analíticas sanguíneas permiten detectar desajustes fisiológicos en el cuerpo mucho antes de que aparezcan síntomas. Estas pruebas rutinarias representan uno de los principales medios de cribado a la hora de descartar (o sospechar de) enfermedades renales, hepáticas, sistémicas y mucho más. Por ello, los profesionales médicos recomiendan realizarse un análisis de sangre al año aunque no se presenten signos de patología.

El análisis de la función hepática (del hígado) a través de una muestra de sangre ese esencial en muchos casos, sobre todo si hay sospecha de un mal funcionamiento en el órgano. En las siguientes líneas, te contamos las causas de la elevación o disminución de los niveles de gamma glutamil transferasa en sangre.

¿Qué es la gamma glutamil transferasa?

La gamma glutamil transferasa, también conocida como gamma glutamil transpeptidasa (GGT), es una enzima que se encuentra en los hepatocitos (células del hígado) y otros tejidos, como los riñones, la vía biliar, el páncreas, la vesícula biliar, el bazo, el corazón, el cerebro y las vesículas seminales. Sus funciones principales son la transferencia de aminoácidos a través de la membrana celular, el metabolismo de leucotrienos y la realización de ciertas reacciones metabólicas.

La GGT tiene varios usos como marcador diagnóstico en clínica. De hecho, portales profesionales indican que los niveles de esta enzima son predictores de mortalidad en la población general. Se trata de un marcador primario a la hora de detectar enfermedades del hígado, pero también es útil para identificar problemas en el sistema biliar, el páncreas y los riñones. La concentración de este compuesto en sangre suele ser baja, exceptuando casos en los que se producen lesiones en los órganos citados.

¿Para qué se usa la prueba de la GGT?

La prueba de la gamma glutamil transferasa en sangre tiene varios usos, entre los que destacan los siguientes:

  1. Diagnosticar a través del análisis sanguíneo una enfermedad hepática (del hígado).
  2. Comprobar si las vías biliares se han bloqueado.
  3. Detectar lesiones en el hígado por el consumo excesivo de alcohol.
  4. Monitorizar y controlar el daño hepático ante un cuadro ya conocido o el consumo de ciertos medicamentos.
  5. Diferenciar entre daño al hígado o una patología ósea cuando la fosfatasa alcalina en sangre está demasiado alta.

Este análisis es de gran utilidad cuando se presentan ciertos síntomas compatibles con enfermedades hepáticas y biliares, como la debilidad, el color amarillento de piel y mucosas (ictericia), la orina de color oscuro, el dolor abdominal y las náuseas. También puede tratarse de un estudio complementario si otros valores en sangre resultan anormales. De todas formas, cabe destacar que los resultados no explican a qué se debe el daño hepático, pero sí permiten inferir cuánto de dañado está.

El rango normal de esta enzima en la sangre es de 6 a 28 unidades/litro (U/L), aunque puede aumentar hasta las 61 U/L en algunos casos sin que sea un problema. Los niveles moderadamente altos de GGT en sangre están entre 138 -275 U/L para hombres y 95-190 U/L en mujeres. Los niveles muy altos oscilan 275-550 U/L en hombres y 190-380 U/L en mujeres.

¿Qué significa tener la GGT alta?

Como hemos dicho en líneas previas, los valores altos de gamma glutamil transferasa (GGT) en sangre suelen indicar un daño hepático. De todas maneras, su aumento en sangre también puede vincularse a otros padecimientos, como la insuficiencia cardíaca congestiva, la pancreatitis, la toma de ciertos fármacos o la diabetes. Estos son algunos de los cuadros que podrían generar resultados anormales en la prueba de GGT:

  • Hepatitis vírica: las hepatitis víricas son causadas por diversos virus y el curso del cuadro depende del subtipo. Algunas cursan de forma aguda y se resuelven con el tiempo (menos de 6 meses), pero otras permanecen y generan daños hepáticos irreversibles. Hay 5 tipos según el agente causal (de la A a la E).
  • Diabetes: los valores altos de GGT también pueden asociarse a cuadros diabéticos hasta en el 20 % de los casos.
  • Cirrosis hepática: la cirrosis es la consecuencia de muchas enfermedades hepáticas crónicas. En este cuadro, el tejido dañado del órgano cicatriza y pierde funcionalidad de forma irreversible.
  • Pancreatitis: es la inflamación del páncreas. A menudo resulta de la presencia de cálculos biliares, pero también puede verse desencadenada por lesiones en el abdomen, infecciones, obesidad, traumatismos y otros muchos cuadros.
  • Toxicidad por fármacos: la hepatotoxicidad por el consumo de ciertos fármacos puede aumentar los niveles de GGT en sangre.

Los resultados anormales de la gamma glutamil transferasa deben acompañarse de otras pruebas diagnósticas para descubrir el motivo del daño hepático y el resto de órganos involucrados.

¿A qué se debe la gamma glutamil transferasa baja?

La GGT baja no suele ser motivo de preocupación en la mayoría de los casos. Además, no siempre responde a una enfermedad, sino a una dieta desequilibrada con ciertas deficiencias en cuanto a nutrientes y vitaminas. Algunas de las causas más comunes de este hallazgo clínico son las siguientes:

  • Falta de vitamina B6, una vitamina hidrosoluble que está implicada en la producción de anticuerpos, en la función neurológica y la producción de hemoglobina.
  • Deficiencia de magnesio, mineral necesario para más de 300 reacciones bioquímicas corporales.
  • Embarazo.
  • Consumo de ciertos medicamentos, como anticonceptivos orales, estrógenos en tratamientos de reemplazo hormonal o fibratos (recetados para reducir los niveles altos de triglicéridos).
  • Hipotiroidismo: en esta patología, la glándula tiroides no produce suficientes hormonas. Las causas del hipotiroidismo son variables y se requiere una investigación exhaustiva para encontrar el desencadenante.

Los niveles elevados de gamma glutamil transferasa pueden indicar un problema hepático, mientras que su disminución no se considera significativa a nivel clínico. Si tienes cualquier duda con respecto a la interpretación de tus resultados, no dudes en acudir a tu centro médico de confianza.

 

Compra tu prueba

Tener un hígado funcional es esencial para estar sano. En VIVOLABS, contamos con múltiples pruebas para la detección temprana de enfermedades hepáticas. Estos análisis incluyen el estudio de gamma glutamil transferasa en sangre.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.