¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos
Logo_web

Síndrome del corazón roto

Se suele decir que nadie se muere de un disgusto. Aunque esta afirmación sea real en prácticamente todos los casos, sí hay situaciones en las que un evento traumático es capaz de acabar con la vida. En las siguientes líneas, te lo contamos todo sobre una condición cardiaca tan curiosa como desconocida: el síndrome del corazón roto.

Esta condición temporal cursa con síntomas similares a los de un arresto cardiaco, pero no se considera tan grave desde un punto de vista clínico. Aun así, conocer sus síntomas, causas y tratamiento es vital para actuar con presteza y ayudar a cualquier persona que esté experimentando síndrome del corazón roto.

¿Qué es el síndrome del corazón roto?

El síndrome del corazón roto se conoce mejor desde un punto de vista médico como miocardiopatía de Takotsubo (MTT). Se trata de una cardiopatía de tipo no isquémico en la que se debilita la porción muscular del corazón. Suele aparecer después de un evento muy estresante o demandante a nivel fisiológico, ya sea mental o emocional. Cabe destacar que todavía no se conocen del todo sus causas.

Entre los mecanismos fisiopatológicos que se asocian al síndrome del corazón roto, destacan los siguientes:

  1. Elevación de los niveles de catecolaminas en el plasma sanguíneo, las cuales se liberan en situaciones de ansiedad y estrés.
  2. Disfunción microvascular coronaria y trastornos microcirculatorios.
  3. Eventos inflamatorios derivados del malestar.
  4. Deficiencia de estrógeno.
  5. Espasmos de los vasos coronarios epicárdicos.

La hipótesis que hace referencia a la subida de los niveles de catecolaminas en sangre es la más aceptada. La elevación hasta 2-3 veces por encima de lo normal de catecolaminas y sus metabolitos es capaz de causar múltiples signos clínicos, entre los que se encuentran espasmo microvascular, aturdimiento miocárdico e, incluso, daños directos sobre el miocardio. De todas formas, queda más investigación que hacer para llegar a la causalidad.

La epidemiología de esta condición es aún desconocida. Aun así, se calcula que el 1-2% de los pacientes con sospecha de un síndrome coronario agudo tienen en realidad síndrome del corazón roto. Suele afectar más a mujeres que a hombres (sobre todo en edad postmenopáusica), pero en varones el pronóstico general es más pobre.

¿En qué se diferencia de un ataque al corazón?

Los ataques al corazón ocurren cuando hay un bloqueo completo o casi completo de las arterias cardiacas, lo que impide el correcto flujo sanguíneo. Por otro lado, en el síndrome del corazón roto las arterias no se bloquean, pero sí que se puede llegar a reducir algo el flujo sanguíneo. En los peores casos, este cuadro deriva en complicaciones severas como arritmias, baja tensión arterial o edema pulmonar, aunque rara vez causa la muerte.

El síndrome de corazón roto puede llegar a ser letal.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del síndrome del corazón roto se parecen mucho a los de un ataque al corazón, aunque en realidad son entidades clínicas distintas. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Dolor de pecho.
  • Sensación de falta de aire.
  • Sudoración excesiva y profusa (diaforesis).
  • Mareos.

Ante cualquiera de estos signos clínicos hay que preocuparse, a menos que se presenten como parte de un cuadro psiquiátrico que ya está bajo control (como un ataque de pánico). Si el dolor en el pecho perdura en el tiempo, se hace esencial acudir al centro de urgencias más cercano.

Causas del síndrome del corazón roto

Como hemos dicho en líneas previas, las causas fisiopatológicas del síndrome del corazón roto no están del todo claras. De todas formas, el cuadro en sí se puede vincular a un hecho concreto en muchos casos. Algunos de los más comunes son:

  • Recibir noticias muy malas en un intervalo temporal corto. Por ejemplo, un diagnóstico de cáncer.
  • Duelo por la muerte de un ser querido o pérdida de alguien importante en la vida en general (ya sea familiar, pareja, amigo o más).
  • Una pérdida financiera cuantificable más allá de los límites de la normalidad.
  • Una discusión muy fuerte.
  • Ser víctima de un patrón de violencia doméstica.
  • Vivir una experiencia que cause enfado extremo.

Aunque este síndrome se asocie sobre todo a eventos psicológicos dolorosos, también puede ser desencadenado por un desajuste físico (fiebre muy alta, accidente cerebrovascular, asma, sangrado abundante, consumo de drogas y más). La causalidad de la miocardiopatía de Takotsubo es tan variada que hasta en el 30% de los casos no se llega a saber por qué ha ocurrido cuando empiezan los síntomas.

Diagnóstico

Las presentaciones clínicas del síndrome del corazón roto son muy similares a las de un síndrome coronario agudo. Para llegar al diagnóstico certero, uno de los primeros pasos es llevar a cabo un electrocardiograma, el cual se encarga de registrar la actividad eléctrica del corazón. También puede ser de utilidad el angiograma coronario, que emplea imágenes generadas por rayos X para observar los vasos sanguíneos cardiacos. El angiograma coronario descarta un posible ataque al corazón,

El ecocardiograma, los análisis de sangre y la resonancia magnética del corazón pueden ser muy útiles para el diagnóstico de este síndrome. Uno de los objetivos finales de todas estas pruebas es descartar otro problema del corazón para poder actuar en consecuencia.

Tratamiento del síndrome del corazón roto

No hay un tratamiento único y estandarizado para el síndrome del corazón roto. Como los síntomas son similares a los del síndrome coronario agudo, el abordaje farmacológico que se toma es muy similar: aspirina, betabloqueantes, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y más. Las cirugías no son de utilidad en este caso, pues no se está tratando una arteria o estructura obstruida en el corazón.

La mayoría de personas con síndrome del corazón roto se recuperan, aunque el riesgo de padecer complicaciones es similar al de los pacientes que han experimentado un infarto agudo de miocardio. La tasa de mortalidad se encuentra entre un 0 y un 8%, aunque es bastante más probable que esto ocurra en hombres comparación con las mujeres (entre otras cosas, por comorbilidades asociadas).

La ansiedad y los problemas intestinales van de la mano.

Morirse de un disgusto es posible, sí, pero el riesgo es extremadamente bajo. La mayoría de las personas con condiciones como esta salen del paso, pero sí que es necesario hacer hincapié en la necesidad de una estructura psicológica férrea. Si se aprende a controlar las emociones y técnicas para hacerse responsable de ellas, siempre es más fácil gestionar las malas noticias y los eventos estresantes.

Compra tu prueba

Muy pocos síntomas cardiacos se deben al síndrome del corazón roto. Por desgracia, muchos dolores del corazón ocurren por bloqueos y desajustes graves derivados de hipertensión arterial, colesterol alto, anemia y más. En VIVOLABS, contamos con pruebas que te permitirán conocer mejor tu estado de salud para evitar daños en tu corazón. No se requiere ni cita previa ni prescripción médica para llevarlas a cabo.

Otros artículos relacionados

pruebas de vih en Madrid
Salud sexual

Tipos de pruebas del VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no requiere presentación. Desde su descubrimiento en el año 1983, más de 84 millones de personas se han

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *