¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Tirotropina (TSH)

La tiroides es una hormona endocrina encargada de producir las hormonas tiroideas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4). Estas hormonas son esenciales para el funcionamiento del organismo, pues modulan la frecuencia cardíaca y el aprovechamiento de nutrientes (entre otras muchas cosas). La hipófisis está muy conectada a esta glándula, ya que estimula a la tiroides mediante secreción de tirotropina (TSH).

A nivel estructural, la TSH se concibe como una glucoproteína secretada por el lóbulo anterior de la hipófisis. Su efecto directo es una mayor producción y liberación de T3 y T4 por parte de la glándula tiroides.

¿Qué es la tirotropina?

La tirotropina, también conocida como hormona estimulante de la tiroides o TSH, es una hormona producida por la adenohipófisis. La función principal de la TSH es regular la síntesis y liberación de las hormonas tiroideas por parte de la glándula tiroides. Esta hormona se une a receptores específicos en la tiroides y estimula la descomposición de la tiroglobulina, lo que resulta en la secreción de triyodotironina (T3) y tiroxina (T4) hacia el torrente sanguíneo.

Cabe destacar que, a su vez, esta hormona está regulada por la hormona liberadora de tirotropina, secretada desde el hipotálamo. Los efectos de la TSH en el organismo son múltiples. Entre todos ellos, destacan los siguientes:

  1. Como ya se ha citado, la TSH estimula la secreción de T3 y T4. Esto deriva en múltiples efectos en varios órganos y sistemas.
  2. Aumenta el tamaño y la funcionalidad secretoria de la tiroides.
  3. Incrementa la yodación de la tirosina y su acoplamiento, un paso esencial para la formación de las hormonas tiroideas.

¿Para qué sirve la prueba de tirotropina en sangre?

La prueba de tirotropina en sangre es de gran utilidad para diagnosticar problemas tiroideos. Cuando la glándula tiroides está produciendo una cantidad insuficiente de hormonas (hipotiroidismo), la hipófisis secreta más TSH con el fin de estimularla y aumentar la producción de T3 y T4. Por el contrario, si la tiroides sintetiza y libera hormonas de más (hipertiroidismo), el nivel de TSH en sangre debería ser más bajo de lo esperado.

El análisis de TSH tiene los siguientes usos principales:

  1. Diagnosticar un problema en la glándula tiroides.
  2. Monitorizar el tratamiento de un problema tiroideo ya conocido para adaptarlo al paciente.
  3. Evaluar el funcionamiento de la hipófisis, pues si esta no desempeña su labor bien el nivel de TSH en sangre también puede ser bajo.

Los resultados se interpretan de la siguiente forma:

  • El intervalo normal suele oscilar entre 0,37 y 4,7 mUI/L.
  • Si el paciente ya está recibiendo tratamiento para un problema tiroideo, lo más probable es que los niveles se encuentren entre 0,5 y 4.0 mlU/L.
  • Los niveles pueden fluctuar a lo largo del día. Por ello, se recomienda hacerse la prueba temprano por la mañana.

¿Qué significa tener la tirotropina alta?

La causa más común de la tirotropina alta en sangre es el hipotiroidismo. Esta enfermedad se caracteriza por la disminución de la actividad de la tiroides y el descenso de la secreción de hormonas tiroideas. Como esta glándula no produce al ritmo que debería, se aumenta la secreción de TSH para tratar de contrarrestar el evento. El hipotiroidismo cursa con los siguientes síntomas principales:

  • Fatiga.
  • Aumento de peso.
  • Problemas para tolerar las temperaturas bajas.
  • Hinchazón en el rostro.
  • Piel seca.
  • Cabello delgado y seco.
  • Dolor articular.
  • Estreñimiento.
  • Irregularidad en el periodo menstrual.
  • Depresión.
  • Problemas de fertilidad.

A su vez, el hipotiroidismo (y, por tanto, el aumento de tirotropina en sangre) puede tener múltiples causas. Las enfermedades autoinmunitarias, la extirpación previa total o parcial de la tiroides, el tratamiento con yodo radiactivo, el consumo de ciertos medicamentos, la ingesta de yodo desbalanceada, las patologías hipofisarias y más pueden causar este cuadro. El tratamiento principal para el hipotiroidismo es el uso diario de la hormona tiroidea sintética levotiroxina

¿Qué significa tener la tirotropina baja?

Por otro lado, la causa principal de la hormona tirotropina baja en sangre es el hipertiroidismo. En este cuadro, la glándula tiroides produce un exceso de T3 y T4, por lo que se reduce la secreción de TSH para intentar balancear el circuito fisiológico. Algunos de los síntomas principales del hipertiroidismo son los siguientes:

  • Nerviosismo.
  • Irritabilidad.
  • Problemas para aguantar temperaturas altas.
  • Fatiga y debilidad muscular.
  • Problemas para dormir.
  • Frecuencia cardíaca irregular.
  • Temblores, sobre todo en las manos.
  • Diarrea.

El hipertiroidismo tiene muchas causas posibles. Algunas de las más comunes son la enfermedad de Graves (un trastorno autoinmunitario), la inflamación de la tiroides por infecciones, el consumo de demasiada hormona tiroidea en cuadros de hipotiroidismo y la presencia de tumores en el tejido tiroideo. Los medicamentos antitiroideos, el yodo radiactivo y la cirugía son algunos de los abordajes de este cuadro (aunque dependen de la causa subyacente).

Analizar los niveles de tirotropina en sangre es muy útil para poder detectar una enfermedad tiroidea y su causa subyacente. Si te has hecho una prueba de sangre y tus resultados están alterados, no dudes en acudir al centro médico y pedir guía diagnóstica. Los trastornos tiroideos se pueden tratar de forma eficaz.

 

Este parámetro se incluye en el siguiente análisis

La tirotropina es uno de los valores que se miden en nuestro análisis tiroideo de sangre. Esta prueba es ideal para comenzar el proceso diagnóstico de un problema en la glándula tiroides. No necesitas ni receta médica ni cita previa para hacértelo.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.