¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos

Tiroxina (FT4)

La tiroides es una glándula endocrina, situada al frente de la parte baja del cuello, esencial para el buen funcionamiento del organismo. Recoge el yodo obtenido en la dieta y lo utiliza para la síntesis de las hormonas tiroideas, la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4). Las hormonas sintetizadas por la tiroides afectan a todas las células y tejidos del cuerpo y realizan funciones diversas: regulan la velocidad a la que se queman las calorías, elevan o bajan la temperatura corporal, aceleran o desaceleran los latidos cardíacos y más.

La tiroxina (T4) es la prohormona y reserva de la triyodotironina (T3), la cual es hasta 4 veces más potente. Es más, la T4 es transformada en los tejidos a T3. Se puede encontrar en 2 formas en el organismo:

  1. T4 libre: es la tiroxina que no está adherida a proteínas. La T4 libre es la que está disponible para modificar el funcionamiento del organismo.
  2. T4 ligada: está unida a proteínas, lo cual facilita su transporte a través del torrente sanguíneo. No puede entrar a los tejidos del cuerpo en esta forma.

Varios cuadros clínicos pueden provocar un desajuste en la glándula tiroides, lo cual desemboca en hipotiroidismo (hipoactivación de la tiroides) o hipertiroidismo (hiperactivación de la tiroides). Medir la cantidad de tiroxina en sangre es de gran utilidad para detectar trastornos tiroideos.

¿Para qué sirve la prueba de tiroxina?

La prueba de T4 se emplea para detectar desajustes en la función tiroidea. Es de gran utilidad cuando el paciente muestra ciertos síntomas a largo plazo, como ansiedad, pérdida/aumento de peso, fatiga, baja tolerancia a las temperaturas extremas, dificultad para dormir y más. También se puede realizar de manera rutinaria en aquellas personas diagnosticadas con una patología tiroidea (hipertiroidismo o hipotiroidismo) para controlar la progresión del tratamiento.

Los resultados se interpretan de la siguiente forma:

  • El rango normal puede variar entre laboratorios. Aun así, un nivel de T4 no patológico oscila entre 0,9 y 2,3 nanogramos por decilitro (ng/dl).
  • Un resultado algo más bajo o elevado de lo normal no tiene por qué implicar un problema tiroideo. El embarazo, los niveles de estrógeno, los problemas hepáticos y otras patologías sistémicas pueden causar desajustes en este frente.

¿Qué significa tener la tiroxina baja?

Los valores bajos de tiroxina en sangre suelen ser indicio de hipotiroidismo, es decir, que la tiroides no produce suficientes hormonas. Algunos de los agentes causales de este cuadro son los siguientes:

  • Tiroiditis: es una inflamación de la glándula tiroides. Puede ocurrir por múltiples causas.
  • Enfermedad de Hashimoto: es un trastorno autoinmunitario en el que las células inmunitarias del cuerpo atacan a la tiroides.
  • Extracción quirúrgica: si se extrae parte de la tiroides por un cáncer u otro proceso médico, esta glándula puede tornarse hipoactiva.

¿Qué significa tener la tiroxina alta?

Los valores de tiroxina en sangre más altos de lo normal indican un hipertiroidismo, en el que la tiroides produce más hormonas de lo esperado. Entre sus causas, destacan las siguientes:

  • Enfermedad de Graves: es un trastorno del sistema inmunitario que da lugar a la sobreproducción de hormonas tiroideas.
  • Nódulos tiroideos: son bultos sólidos o llenos de líquidos que se producen en el tejido tiroideo. La mayoría no producen síntomas, pero algunos pueden desembocar en hipertiroidismo.

 

Este parámetro se encuentra incluido en el siguiente análisis

La tiroxina es uno de los valores que se miden en nuestro análisis tiroideo de sangre. Esta prueba es ideal para comenzar el proceso diagnóstico de un problema en la glándula tiroides. No necesitas ni receta médica ni cita previa para hacértelo.

Otros artículos relacionados

El síndrome de San Filippo cursa con síntomas diversos.
Salud general

Síndrome de Sanfilippo

Las enfermedades raras afectan a una proporción reducida de la población global. Aunque los casos absolutos de estas patologías sean muy reducidos, suponen un auténtico

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.