¡Date prisa! 10% descuento en todas nuestras pruebas. Código: Navidad10

Válido hasta el 10/01/2022. No acumulable a otros vales descuento.

Días
Horas
Minutos
Segundos
Logo_web

Qué es una enfermedad idiopática (y 5 ejemplos)

La palabra enfermedad hace referencia a cualquier condición que impida el funcionamiento normal del cuerpo. Esto incluye las patologías infecciosas, las hereditarias, las derivadas de deficiencias y las fisiológicas. Aunque la medicina moderna avanza a pasos agigantados y cada vez sabemos más sobre los grupos de condiciones que afectan al ser humano, algunos terrenos sanitarios continúan siendo un desafío. ¿Sabes lo que es la enfermedad idiopática?

Se suele decir que todo en este mundo tiene una causa. Tal y como indica Newton en su tercera ley, “para cada acción hay una reacción igual y en el sentido opuesto”. El problema es que, en el terreno médico, a veces encontrar la acción que suscita la reacción sintomática de un paciente es tan complejo que se escapa a los mecanismos de detección más modernos. A continuación, te lo contamos todo sobre las enfermedades idiopáticas.

¿Qué es una enfermedad idiopática?

El término idiopático significa “de irrupción espontánea o de causa desconocida”. Con esta definición en la mano, es fácil llegar a la conclusión de que una enfermedad idiopática es aquella de causa desconocida o mecanismo de aparente origen espontáneo. Aunque es posible identificar en un grado variable los procesos que provocan una condición como esta, en un cierto porcentaje de personas la causa puede no ser evidente o no se caracteriza fácilmente.

Aunque este concepto está ampliamente extendido, cabe destacar que no siempre hay un criterio claro para establecer el mínimo de investigación necesario para catalogar una enfermedad como “de causa no aparente”. De todas formas, con los avances científicos actuales, cada vez menos patologías son consideradas como idiopáticas en su totalidad. En las siguientes líneas, recopilamos algunos de los padecimientos que continúan siendo grandes desconocidos para la medicina.

Un ejemplo de la enfermedad de Alzheimer.

1. Escoliosis idiopática

La escoliosis es una curva con desplazamiento lateral de la columna vertebral. Dicho de forma rápida y sencilla, esta condición puede hacer que la columna tenga una forma de “S” o “C”, en comparación con la “I” recta que debería ser. Una curvatura pequeña de esta estructura no suele causar problemas más allá de lo estético, pero aquellas muy pronunciadas pueden dañar las articulaciones y provocar artritis con el paso del tiempo. En los casos más graves, este cuadro desemboca en problemas pulmonares.

Tal y como indica su propio nombre, la escoliosis idiopática es una gran desconocida para la ciencia. En general, se suele detectar durante la pubertad y está confirmado que no se debe a adoptar malas posturas, practicar deportes de riesgo o llevar objetos pesados durante tiempos prolongados. Los hábitos no modulan el riesgo de desarrollar escoliosis idiopáticas, pero investigaciones recientes apuntan a que la genética podría estar detrás de ella.

2. Neumonía intersticial idiopática

Las neumonías intersticiales idiopáticas son un grupo de enfermedades del pulmón, similares entre sí, que no tienen una causa conocida. La mayoría de neumonías se consideran de origen infeccioso, pero en este caso no parece haber microorganismos patógenos que afecten de forma directa al entorno pulmonar.

Existen 8 tipos de neumonías intersticiales idiopáticas:

  1. Fibrosis pulmonar idiopática.
  2. Neumonía intersticial inespecífica.
  3. Neumonía intersticial descamativa.
  4. Bronquiolitis respiratoria asociada a enfermedad pulmonar intersticial
  5. Neumonía en organización criptogénica.
  6. Neumonía intersticial aguda.
  7. Neumonía intersticial linfoide.
  8. Fibroelastosis pleuroparenquimal idiopática.

Todos los tipos de neumonía intersticial aquí citados causan dificultad respiratoria y/o falta de aire (disnea) y tos. De todas formas, algunos de ellos son mucho más graves que otros.

3. Artritis idiopática juvenil (AIJ)

La artritis idiopática juvenil (AIJ) es el tipo de artritis más frecuente en las personas menores de 16 años. Causa síntomas como dolor, inflamación y rigidez articular que persisten en el tiempo, desde unos meses hasta años. En los casos más graves, este cuadro puede desembocar en trastornos del crecimiento, daños en las articulaciones e inflamación ocular.

La artritis idiopática juvenil ocurre cuando el sistema inmunitario del organismo ataca los propios tejidos y células del paciente. Se sabe que este es uno de los mecanismos que subyace la condición, pero no qué es lo que activa por “error” al sistema inmunitario per sé. Al parecer, el desarrollo de la AIJ está influido tanto por la genética y la herencia como por el entorno.

4. Dermatomiositis

La dermatomiositis es una enfermedad muscular que cursa con la inflamación y la erupción de la piel. Puede afectar tanto a adultos como a niños, presentándose en el primer grupo generalmente entre los 45 y los 65 años y en el segundo entre los 5 y los 15. Además, afecta más al género femenino en comparación con los hombres. Esta condición no tiene cura, pero el tratamiento puede mejorar los síntomas.

Se desconocen las causas exactas de la dermatomiositis, pero esta condición tiene mucho en común con ciertos trastornos autoinmunitarios. Podría estar causada por una infección viral inicial o cáncer, ya que ambos sucesos son capaces de generar una respuesta autoinmune inicial.

5. Hiperostosis esquelética idiopática difusa

Esta enfermedad idiopática cursa con un endurecimiento óseo de los ligamentos en ciertas áreas del cuerpo. Curiosamente, la mayoría de personas con esta enfermedad son asintomáticas, y las que sí tienen síntomas experimentan solo dolor leve-moderado y algo de rigidez en la región superior de la espalda. En algunos casos muy concretos, la hiperostosis esquelética idiopática difusa puede afectar al esófago o la laringe, causando dificultad para tragar y otros signos asociados.

La causa exacta de esta enfermedad es desconocida. De todas formas, algunos factores mecánicos, hábitos dietéticos y el consumo de medicamentos (isotretinoína, etretinato, acitretina y otros derivados de la vitamina A) podrían favorecer su aparición.

Ejemplo de una enfermedad idiopática.

Como ves, la enfermedad idiopática se puede presentar de muchas formas. Aunque cada vez menos condiciones caen en esta categoría debido al avance de la ciencia y la medicina, aún nos queda muchísimo por aprender como especie sobre el cuerpo humano. Todo evento tiene una causa, pero en algunos casos es extremadamente complejo descubrirla.

Compra tu prueba

Otros artículos relacionados

pruebas de vih en Madrid
Salud sexual

Tipos de pruebas del VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) no requiere presentación. Desde su descubrimiento en el año 1983, más de 84 millones de personas se han

Leer más »

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *